Este viernes 1 de julio, 109 noveles han firmado una carta abierta protestando contra la organización ecologísta debido a que esta rechaza los #Alimentos transgénicos. En el texto se pide a Greenpece que tenga en cuenta “las conclusiones de las instituciones científicas y competentes” para que deje de luchar contra los alimentos transgénicos.

Los nobeles hacen especial hincapié en el arroz dorado, una variante del arroz común que fue creado en 1999 a base de genes modificados para poder mejorar su vitamina A, una de las carencias vitamínicas más frecuentes en el mundo. De hecho, según la #ONU, hasta 250 millones de niños en todo el mundo no consiguen la dosis de vitamina A necesaria cada día.

Anuncios
Anuncios

La falta de vitamina A supone que 500.000 niños se queden ciegos cada año, de los cuales la mitad muere sólo un año después de perder la vista.

Debido a este problema, científicos europeos de los años 90 como Ingo Potrykus y Peter Beyer, decidieron desarrollar esta variedad de arroz que ya es un elemento fundamental para los platos de muchos países subdesarrollados. El objetivo era alimentar a la gente necesitada con una fuente rica en vitamina A aprovechando los genes originados en bacterias y otras plantas. En un principio, la concentración de vitamina A era escasa, pero se fue perfeccionando el experimento genético hasta lograr que 144 granos de arroz dorado a diario fuesen suficientes para proporcionar una dieta sana.

Los expertos también critican abiertamente que la organización ecologista niegue los hechos o trate de maquillar los beneficios y las posibles consecuencias de este tipo de alimentos, datos que ya figuran en varios informes presentados por científicos de muchos países.

Anuncios

A pesar de no ser un producto 100% natural, los firmantes apuntan que estos productos son igual de seguros que cualquier otro que no haya sido modificado genéticamente.

Insisten además en que según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la producción de alimentos transgénicos debería duplicarse en el año 2050 para que sea posible abastecer a los dos tercios del planeta que viven en el umbral de la pobreza.  Por ello, hacen un llamamiento a la cordura de los gobernantes para que nadie se oponga a que la biotecnología pueda salvar millones de vidas. “¿Cuántos pobres deben morir en el mundo antes de que consideremos esto un ‘crimen contra la humanidad’? manifiestan en su página web supportprecisionagriculture.org. #Ecología