El aguacate es la fruta más fotografiada en las redes sociales, con más de cuatro millones de entradas solo en Instagram. Muchos apasionados de la vida sana han descubierto sus propiedades saludables y han convertido la tostada de aguacate en su desayuno favorito. Esta gran demanda, unida a la mala cosecha de la pasada temporada, han hecho de esta fruta un preciado objeto de deseo por parte de los delincuentes en Nueva Zelanda.

Según la policía local, en esta oleada de #Robos los ladrones se arriesgan incluso a saquear los campos a plena luz del día, puesto que el precio de cada pieza en el país supera los 4 dólares estadounidenses.

Anuncios
Anuncios

Como esta fruta sigue madurando tras la recolección, prefieren hacerse con ejemplares sin madurar y almacenarlos hasta poder ponerlos a la venta en el mercado negro, donde los minoristas y los pequeños establecimientos de comida rápida los compran a un precio menor.

El área más afectada por los hurtos es la Isla Norte, en concreto la bahía de Plenty, que concentra más del 60 por ciento de los cultivos de aguacate del país. Desde enero, se han registrado cerca de 40 robos a gran escala en esta zona, con botines individuales que superan las 350 unidades.

Estos robos no son algo nuevo, pues la policía ya detuvo en 2014 a varias personas que se dedicaban a saquear los campos y esconder la mercancía en sus propios garajes. Sin embargo, parece que en esta ocasión los delincuentes han comenzado a usar herramientas especiales para llegar incluso a las frutas más altas, recogiendo el producto que cae en sábanas o mantas colocadas bajo los árboles.

Anuncios

Este método les permite ahorrar tiempo y les facilita la huida.

Por su parte, los agricultores ya han tomado medidas para frenar esta sangría, instalando alarmas, luces automáticas, vallas eléctricas y circuitos cerrados de vigilancia en sus fincas. Además, la asociación de productores ha señalado que se prevé una cosecha récord la próxima temporada, lo que bajará los precios y se supone que hará recobrar la tranquilidad a los dueños de las fincas. #Internet