Hace algunos días saltaba a la luz el caso de una joven captada por el estado islámico, poco después podíamos ver un documental en TVE llamado “Esclavas de Daesh”, en el que  se recogía diversos testimonios sobre los miles de prisioneros y esclavos del Estado Islámico.

Algunos de los prisioneros consiguieron escapar del infierno, siempre y cuando consiguieran huir o pagaran cifras que ascendían los 350.000 dólares a sus raptores. 

 Preferí prenderme fuego a volver a ser violada.

En una de esas entrevistas podíamos ver el testimonio de Samira, la cual cayó en manos de un grupo yihadista, cuando tan sólo tenía 16 años. La joven fue violada en numerosas ocasiones, sufriendo un daño psicológico irreparable, tanto es así que la joven de tan sólo 16 años, cogió una lata de gasolina y se la vertió por encima prendiéndose fuego para no resultar atractiva a sus captores.

Anuncios
Anuncios

Actualmente la chica se encuentra en un hospital de Alemania con quemaduras que superan el 80% de su cuerpo. En la entrevista la chica afirmaba que no quiere volver a ir jamás a su país, pretendiéndose quedar en Alemania e intentar empezar desde 0.

 La realidad del Estado Islámico.

Comercio sexual de mujeres, subastas de personas a través de internet, violaciones, adiestramiento militar y religioso de niños de menos de 5 años, niños que son vendidos junto a sus madres y hermanas como si de simples "packs" se tratasen y sin ningún tipo de escrúpulo, estos fueron algunos de los datos revelados en las entrevistas.

El duro documental hacia visible como más de 35000 mujeres son usadas como objetos sexuales, por aquellos yihadistas que triplican su edad, acogiéndose a esas violaciones como un derecho que se cita en el Corán.

Anuncios

Las poblaciones de esclavos son usadas para las labores más pesadas, sin importar que mueran en el proceso y los hijos de esas mujeres violadas son adiestrados para morir por el Estado Islámico.

Todos estos actos terroríficos no parecen otra cosa nada más que un reflejo del patrimonio de otras culturas, como la guerra de Bosnia que desoló Europa acabando con más de 90 mil violaciones y actos genocidas. #Televisión #Terrorismo #Derechos Humanos