2016 marcará un antes y un después en el control de tráfico en las carreteras y calles de toda España, antes de un año al menos 300 nuevos radares con cámara infrarroja y con capacidad de hacer entre 25 y 50 imágenes por segundo, los Trafic Eye , así se llaman estos nuevos radares ya han dado muestras de efectividad y cuentan con una versatilidad muy amplia, la DGT tiene 150 instalados por todo el territorio Español, de los cuales 70 acaban de ser instalados. Pueden fotografiar al detalle desde el color y modelo de coche hasta detectar si un niño lleva el sillín correspondiente o hasta si un animal va fuera de su transporting.

Adiós al clásico flash. 

En muy poco tiempo no bastará con levantar el pie antes de llegar al radar, los nuevos radares podrán controlar nuestra velocidad por tramos, tal es su capacidad de fotografías que permite realizar fotos de hasta 6 carriles a la vez y en ambos sentidos, se acabó entonces ir más rápido de lo permitido luego de pasar el radar, pues los radares medirán la velocidad de su coche por tramos.

Anuncios
Anuncios

Pero las novedades no terminan allí, la nueva generación de radares puede ser también utilizadas por turismos particulares en controles sorpresa, en motos, etc., y al contar con infrarrojos el clásico flash ya no  es necesario, nos enteraremos de nuestras infracciones cuando nos llegue la multa a nuestro domicilio y como he mencionado anteriormente las infracciones ya no serán sólo por velocidad, incluye la ITV vencida, o el hablar por el móvil y hasta si uno de los ocupantes del coche no lleva el cinturón de seguridad puesto.

Y no sólo la DGT instalará los nuevos radares, varios ayuntamientos  seguirán sus pasos, entre ellos el Ayuntamiento de Madrid, que de momento montará 35 en este año 2016, algunos de ellos en tramos considerados “calientes” debido a la cantidad de #Accidentes producidos en esos tramos.

Anuncios

El sistema funciona de forma sencilla, los #Coches son fotografiadas al ingreso del tramo y al cabo de un kilómetro son vueltos a fotografiar al terminar el mismo, al cabo de un kilometro, si la diferencia al salir del mismo supera la velocidad máxima establecida en el mismo la multa será inevitable.

En muchos de estos casos las sanciones serán de hasta 600 euros y puede ir acompañada de la retirada del carnet de conducir por espacio de dos meses. Algunos ayuntamiento manejan la posibilidad de hacer una campaña de difusión previa, durante la cual no se multará sino que llegará una notificación, para luego de 40 días de instalados los nuevos radares comenzar a sancionar.

Estos nuevos radares cuentan con un sistema urbano que pueden detectar  una vez instalados en motos o incluso coches de policía urbana o coches particulares los estacionamientos indebidos dentro del casco urbano, detectar si un coche circula en dirección prohibida e incluso si se ha saltado un cartel de Stop. En síntesis, en pocos años la siniestralidad en las carreteras españolas se verá reducida notablemente y la posibilidad del cambio en nuestro modo de conducir e incluso de respetar las normas de tráfico es más que posible.

Anuncios

La DGT desde el 2007 ha incrementado la recaudación por multas en un 81%, llegando a casi un  millón de euros diarios que podría aumnetar con estos nuevos radares.

 

  #Ciudadanos