Días pasados tres personas fueron detenidas en Tamarife de Litera, Huesca, en la carretera nacional N-240, a la altura del kilómetro 123, todo sucede cuando uno de ellos, de nacionalidad rumana cayó fulminado por una descarga eléctrica mientras manipulaba el cobre de la instalación que pretendía robar, acompañado de dos hombres, también de nacionalidad rumana, con edades de y 32 y 33 años respectivamente. 

Las lesiones sufridas fueron muy graves, tanto que las autoridades fueron alertadas y se hicieron presentes en el lugar, hubieron de realizar una actuación para trasladar al hombre que presentaba graves quemaduras, motivo por el cual tuvo que ser trasladado en helicóptero, pues se temía por su vida, de inmediato fue ingresado a la UCI del hospital Miguel Cervert, de Zaragoza, con pronóstico reservado. 

Mientras tanto los dos hombres restantes fueron detenidos como presuntos autores  bajo los cargos de robo con fuerza en grado de tentativa y también imputado el hombre que fue trasladado al hospital con graves lesiones. 

Lo insólito de la situación surge luego, el hombre, a través de un abogado de oficio presentará cargos en contra de la empresa que horas antes pretendía robar, bajo la acusación de daños y perjuicios, ya que según sus palabras y las del abogado de oficio, las instalaciones que pretendieron robar, arrancando el transformador, se encontraban en un estado de mala conservación, motivo por el cual pudo haber recibido la tremenda descarga que casi le cuesta la vida, al tiempo que le produjo lesiones que muy posiblemente le dejen secuelas de por vida. 

La demanda, en el caso de que prospere puede ocasionarle a la empresa ,que en teoría debería ser la danmificada, una demanda millonaria, por tanto y a pesar de que el detenido es sospecho de robo con fuerza en grado de tentativa, lejos de recibir una pena o sanción podría, a través de su defensa, contraatacar a la empresa, exigiendo un peritaje donde se pueda demostrar el mal estado de conservación de las instalaciones, por tanto, la empresa, además de sufrir pérdidas por los daños ocasiones, puede estar a punto de sufrir una demanda cuantiosa. 

El robo de cobre es una práctica que en toda España ocasiona muchos dolores de cabeza, en especial en el transporte de pasajeros por tren y sobre todo en zonas rurales donde  sus acciones quedan prácticamente impunes, los #Robos de cobre suelen invariablemente ser llevados a cabo por #Ciudadanos de nacionalidad rumana, 

Aunque este hecho, inédito e insólito, de denunciar a la empresa que estaban robando puede marcar precedentes si la demanda prospera e incluso reportarle al hombre que sufrió las lesiones, una importante suma de dinero.  #Denuncia