La noche del miércoles, un hombre octogenario fue detenido por agentes de la Policía Municipal de Madrid por supuestas agresiones sexuales a su suegra de 101 años. La noticia ha sido confirmado por la Jefatura Superior de Policia de Madrid a la agencia de prensa Europa Press. Los hechos ocurrieron sobre las 16:50 en un domicilio particular del distrito madrileño de Hortaleza, donde vivían el anciano detenido, su esposa y la madre de ésta, quien ha sufrido la agresión.

Al parecer, la hija de la anciana llegó a casa y encontró a su marido compartiendo sofá con la mujer y en una actitud muy extraña. Además, la centenaria se encontraba amoratada, con el pañal descolocado y el pelo revuelto.

Anuncios
Anuncios

Al ver a su madre en ese estado, la hija de la víctima decidió llamar al 061, tras lo cual se propuso llevarla a Urgencias del Hospital Ramón y Cajal para que se examinara a la anciana en el centro médico. Precisamente desde las Urgencias de dicho hospital, la Policía Municipal de Madrid recibió un llamada en la que se denunciaba el abuso sexual a una mujer por parte, en este caso, de su yerno. Los agentes de policía tomaron declaración a la hija y a la anciana agredida, que confirmó la versión de agresión sexual y relató los abusos recibidos por parte del marido de su hija. Fue entonces cuando la policía se presentó en el domicilio del presunto agresor y detuvo al hombre, de iniciales L.A.L y 82 años de edad, acusándole de agresión sexual con objeto.

Según el diario El Mundo, L.A.L no tiene antecedentes y tampoco padece ningún trastorno mental diagnosticado.

Anuncios

El anciano parecía muy apesadumbrado y no opuso ninguna resistencia a su detención, por lo que fue trasladado a dependencias policiales para ser interrogado por los hechos y escuchar su versión de los mismos. El hombre arrestado habría pasado a disposición judicial a lo largo de la mañana de este viernes.

Por su parte, la hija de la víctima y esposa del detenido presentó la denuncia correspondiente de los hechos a comisaría de Hortaleza. #Violencia de género #Crónica Madrid #Vejez