Este cronista trabajó como repartidor de publicidad hace dos décadas para estas clínicas dentales, en las que nunca vio nada extraño, ni en sus pasillos, ni en sus despachos, ni nada, y nunca pudo suponer que hoy saldría en los medios una noticia como ésta: la sección UDEF de la Policía, en medio de una operación denominada Topolino, ha detenido al Presidente de Vitaldent, Ernesto Colman, al Vicepresidente Bartolomé Conte y a unos doce directivos, por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y fraude fiscal. El juzgado de Majadahonda ha puesto a su disposición a los detenidos.

Las franquicias que la empresa tiene no están incluidas en la investigación.

Anuncios
Anuncios

Pero al empezar a conocerse los privilegios de la empresa de la “dentadura perfecta” (denominador común de cualquier clínica dental), la cosa es tremenda: para empezar, los dueños de las franquicias denunciaron que los propietarios de Vitaldent les exigían dinero en efectivo al pagarles el cánon, con lo que había una presunta contabilidad paralela. Ello ya lo denunciaban desde hacía meses.

La Policía decidió detenerles por que había informaciones fiables de que los directivos pensaban fugarse. Los registros policiales, por ahora, sólo se limitan a la sede central de Vitaldent, en la calle Albalá del distrito madrileño de San Blas, y los franquiciados se quedan fuera. La UDEF ha incautado cosas insólitas, más propias de millonarios de película o de vídeo de raperos horteras con cochazo y chicas guapas: un avión y 36 automóviles de lujo.

Anuncios

Vitaldent fue de las primeras en ofrecer al público tratamientos dentales a precios asequibles, ya que la Odontología es cara. Pagar a plazos, varios tratamientos en un pack, etc. Por ello, tenía siempre a gente humilde entre la mayoría de sus clientes.

Hace pocos días se produjo un cierre por sorpresa de otras clínicas dentales, Funnydent, lo que dejó fatal a sus clientes habituales, algunos de ellos siguiendo tratamientos muy caros, de más de 10.000 €. Muchos de ellos se han reunido en #Redes Sociales de Internet para intentar recuperar el dinero de esos tratamientos que ya no podrán recibir o acabar de recibirlos.

En este caso, que es muy importante, las asociaciones de consumidores como FACUA u OCU recomiendan no empezar nuevos tratamientos o no pagarlos, conservar toda la documentación de los tratamientos que estén recibiendo y que si la clínica que les trataba ha cerrado, deben acudir a la Comisaría de Policía más próxima.

Por otro lado, las clínicas Vitaldent, hoy martes, abrieron normalmente, aunque padecen problemas informáticos en todas sus sedes. #Corrupción #Medicina