Un bate ha sido el arma con el que una mujer  de 48 años ha sido agredida tras intentar entrar a una tienda en la que se le denegó el paso.

La noticias, que ya es alarmante de por sí tiene un contexto que no sólo debilita la de que la falta de educación está en aumento en nuestro país, sino que deja por los suelos un conjunto de valores que decimos, nosotros, los españoles tener.

La mujer agredida era ciega y por ello requería de la compañía de un perro guía para poder orientarse. El suceso ha ocurrido cuando ella, acompañada de su perro intentaba acceder a una tienda de ‘alimentación’, en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo.

La madre entraba por la tarde a un local de origen ‘chino’ para comprar la merienda de sus hijos, uno de los cuales le acompañaba.

 Uno de los comerciantes, le aclaró que el perro no podía pasar.

Anuncios
Anuncios

Un acto que por mucho que se negara sería ilegal, pues los perros guía son considerados por la ONCE y el estado como guías de la persona en todo momento, por lo que al ser sus ‘ojos’ tienen el acceso permitido a cualquier sitio, incluidos restaurantes, centros comerciales o incluso el propio metro, cuando hace unas semanas estaba prohibido para el resto. De esta manera cualquier denegación de entrada estaría penada con una multa.

La  mujer explicó a las personas que no podían negarse a dejarla entrar, pues si que se les permitía el acceso.

Fue en ese momento cuando la invidente decidió llamar a la policía para alertar de lo sucedido, pero se encontró con una mujer armada, con un bate.

Incluso habiendo salido a la calle, la mujer seguía siendo agredida delante de sus propios hijos.

 Todo hasta que unos ciudadanos que paseaban por la zona, consiguieron separarles, con la ayuda de la policía. La mujer estuvo durante unas horas recibiendo atención  médica.

Anuncios

 La ONCE ha tomado cartas en el asunto, no solo condenando la terrible agresión de esta invidente, acto que en twitter se ha calificado como ‘cobardía’, pues la mujer, al no poder ver, no podía defenderse adecuadamente, y menos delate de su hijo.

Además ha querido hacer hincapié en la necesidad de recordar la normativa que en la actualidad reconoce a nivel nacional la entrada de  los perros guía a cualquier tipo de establecimiento.

Unos perros que están de antemano adiestrados para llevar un comportamiento ejemplar y que viven por y casi, se podría decir, para cuidar de su ‘amo’.

csm #Accidentes