Era alrededor de las 13:00 horas de la tarde cuando AENA alertaba a través de un comunicado, y tal y como podemos ver en su cuenta de Twitter, de un posible caso de bomba en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Concretamente en el vuelo que cubre la ruta Madrid-Riad. El Boeing 777-200 de la compañía Saudia no llegó a despegar si no que se encontraba aun en pista, según fuentes policiales presentes en el aeropuerto de Barajas. 

Era el comandante del avión el que daba el aviso y seguidamente se iniciaba el protocolo de actuación y seguridad ante estos casos. Fuentes de AENA confirman que el vuelo que tenía previsto despegar a las 10:30 horas de la mañana, no ha llegado a hacerlo: "El comandante ha comunicado que había una amenaza a bordo". Tras el comunicado, la Guardia Civil ha tomado medidas de seguridad y en estos momentos se está revisando el avión tanto con escáneres como con apoyo canino.

Anuncios
Anuncios

Pasadas las 13:20 horas, AENA rebajaba el nivel de alerta máxima a 'alarma local'. 

Según el ministro de Interior, en la nave se había encontrado una amenaza de bomba manuscrita y por ello el comandante ha decidido no despegar. Se han evacuado y desalojado a un total de 97 pasajeros y 15 tripulantes. Fernández Díaz no ha considerado subir la alerta antiterrorista en España tras el incidente, pues un portavoz de la compañía ha confirmado que todo ha sido una falsa alarma y ha quedado en un susto. 

En estos momentos, fuentes de AENA confirman que en el aeropuerto de Madrid Barajas todas las líneas funcionan con normalidad ya que los demás vuelos no se han visto afectados y se pide a los pasajeros que mantengan la calma y continúen con su plan previsto para viajar. Tras la fatídica alarma, Barajas tiene previsto para el día de hoy 984 vuelos sin más incidencias. 

Además, AENA ha facilitado un servicio de información para los familiares de los pasajeros en el propio aeropuerto. 

El nivel de alerta terrorista continúa en Madrid pero ante esto, debemos mantener la calma y continuar con normalidad. 

Y en Madrid además encontramos de nuevo informaciones sobre el protocolo contra la contaminación #Terrorismo #Crónica Madrid