El miércoles 1 de octubre, el huracán Joaquín ya cobró fuerza y desató la misma sobre las islas Bahamas con vientos que llegaron a alcanzar los 215 kilómetros por hora. Según el Centro Nacional de Huracanes de #Estados Unidos (CNH, en inglés) con sede en Miami, los vientos fueron aumentando su potencia de forma progresiva en las siguientes horas, por lo que las actividades escolares del jueves fueron suspendidas en todos los colegios. También señalaron que es difícil predecir cual es el punto exacto del este de Estados Unidos en el que tocará tierra, pero que todo apunta a que será alrededor de Nueva York.

Ese mismo día, el CNH informó en un boletín especial la situación del ciclón: latitud 22.9 norte y longitud 74.5 oeste, con un desplazamiento lento pero continuo hacia el suroeste a una velocidad de unos 7 kilómetros por hora.

Anuncios
Anuncios

Los expertos añadieron que se produciría una tormenta tropical en las provincias cubanas de Las Tunas, Camaguey, Hoguín y Guantánamo. No se descartaba tampoco que Joaquín pudiese afectar a la parte este de Haití y República Dominicana.

Los hay que apuntan que el huracán podría dar un giro brusco hacia el este en dirección al Océano Atlántico a partir del fin de semana. Su dirección sería por tanto paralela a la costa este de EE.UU pero lo suficientemente lejos como para que no llegase a tierra. No obstante, no hay nada asegurado, y los guardias costeros deberán permanecer alerta a posibles cambios y prepararse para una posible situación de emergencia.Lo que si se sabe con certeza es que la costa sufrirá chubascos y fuerte oleaje.

Las autoridades no están dispuestas a correr riesgos, es por ello que muchos miembros de la Guardia Costera han alertado a bañistas y navegantes  en Florida, Georgia y Carolina del Sur, estados en los que ciertas actividades marítimas pueden resultar peligrosas debido a las corrientes generadas por Joaquín.

Anuncios

No hay que menospreciar el poder de un huracán de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, donde el máximo es el 5. De hecho, Joaquín es ya considerado el segundo huracán de categoría mayor registrado en el Atlántico tras Danny. 

Por el momento, se mantiene el aviso de huracán en las Bahamas en el centro y el noroeste con un plazo de 36 horas. Las islas de Abacos, Berry Islands, Eleuthera, Isla Gran Bahama, Nueva Providencia, Acklins, Isla Crooked y Mayaguana se incluyen en la lista de posibles afectados.Por su parte, las islas de Bimini y Andrós permanecerán bajo vigilancia hasta cumplir un plazo de 48 horas. Las marejadas en las Bahamas serán de incluso 2,4 metros por encima de lo normal, y así ha sido comunicado a la población. #Accidentes