La delegada de #Educación de Álava, Blanca Guerrero,  ha señalado que hasta un 90% de los abusos se cometen dentro del ámbito intrafamiliar, y que esa cifra es un motivo más que suficiente para que los servicios sociales investiguen los entornos familiares de quienes han sufrido dichos abusos y no sólo los escolares. Así se llevó a cabo con la familia de la primera niña que se atrevió a denunciar que fue víctima de una abuso por parte de uno de sus profesores en las aulas de un colegio público de Vitoria en el curso 2012/1013.

Hasta 13 meses han tenido que pasar para que el Departamento de Educación tome cartas en el asunto e inicie una investigación contra el profesor, quien es también presunto responsable de actuar de igual modo con otras cinco niñas y niños menores de cuatro años en tres centros públicos de la ciudad.

Anuncios
Anuncios

El maestro fue suspendido de empleo y sueldo de forma temporal mientras se procedía a la investigación. Sin embargo, ha sido este último caso el que ha despertado la alerta entre los miembros del Gobierno vasco.

La familia de la niña ha tenido que recurrir a psicólogos y médicos que traten a su hija, y está muy cabreada con la gestión que Educación ha hecho para intervenir. Su enojo nace a raíz del lento proceso de investigación por parte de este departamento a pesar de que tanto la Físcalía como el Servicio de Infancia del Ayuntamiento local ya habían confirmado que este profesor era también responsable de abusos con otros niños de otros centros de Vitoria y, aún así, el análisis siempre se dirigía hacia el entorno familiar.

La familia también mostró su descontento por el hecho de que el profesor siguiese trabajando hasta hace pocos días.

Anuncios

Para más inri, continuaba ejerciendo en el mismo centro en al que Educación trasladó a la primera de las niñas que denunció. La menor salió al poco tiempo del centro y sus médicos pudieron apreciar un cuadro de ansiedad debido al trauma vivido. Guerrero representó el pasado jueves al Departamento de Educación cuando se reveló la verdad de los hechos. Ante los medios se defendió asegurando que no pudieron actuar antes debido a la falta de pruebas que inculparan al profesor.