Un bañista de 18 años salvó ayer la vida al ser rescatado por un dron socorrista en la playa de Zeus, en la Manga del Mar Menor, término municipal de Cartagena, Murcia.

   El Centro de Coordinación de Emergencias de la Región de Murcia recibió ayer, día 3 de septiembre, un aviso del puesto de salvamento y vigilancia situado en la playa de Zeus, Cartagena, en la que los socorristas alertaban de que una persona se encontraba a unos 100 metros de la orilla y presentaba claras dificultades para salir del agua por sus propios medios. Acto seguido uno de los socorristas del Plan Copla se zambulló en el agua para llegar hasta la víctima y un segundo rescatador, esta vez personal especializado de Protección Civil, dio salida a un dron para hacer llegar hasta el bañista un flotador con el que poder mantenerse hasta que la ayuda llegara, lo que resultó un factor clave en el rescate

   El dron tardó tan solo 40 segundos en llegar hasta el bañista, la mitad de lo que hubiera tardado un socorrista, aunque las labores de éstos siguen siendo imprescindibles, puesto que fue el socorrista que se había lanzado al agua quien finalmente llevó al accidentado hasta la orilla.

Anuncios
Anuncios

La persona rescatada fue atendida en el puesto médico de la playa, no siendo necesaria ninguna asistencia sanitaria posterior.

 Se trata del primer rescate con dron en España. Esta nueva forma de salvamento se ha implementado ya en cinco playas españolas: Ribadesella en Asturias; playa de la Isla en Cantabria; playa del Faro en Marbella; en Benalmádena, Málaga; y la ya mencionada en Cartagena.

La función de estos aparatos no es la de sobrevolar las playas sino la de complementar la labor de los socorristas. Cualquier otra utilidad que no sea la de rescate no está permitida. Por regla general se encuentran estacionados junto a los puestos de vigilancia y en caso de producirse alguna incidencia son pilotados desde la arena por personal entrenado hasta llegar al lugar del rescate. Cada dron posee dos flotadores que se liberan de forma independiente, una primera ayuda que refuerza el protocolo de rescate ya existente.

Anuncios

Los responsables del Servicio de Salvamento aseguran que los drones, en ningún caso, sustituirán la labor de los socorristas puesto que el aparato no es sino “una herramienta de gran ayuda”. Reconocen sin embargo  que “probablemente actuarán mejor si consiguen reducir el estrés y la fatiga al saber que el bañista en riesgo puede aguantar mejor sujeto a la boya, hasta que el socorrista consiga alcanzarle para poder trasladarlo a la orilla”

Nos encontramos, sin duda, ante un gran avance para la seguridad de los bañistas. #Crónica Murcia #Accidentes