El suceso ha ocurrido recientemente en Rusia, concretamente en los Urales, aunque ya ha dado la vuelta al mundo. Los dos menores de cinco años llevaban varios días preparando fugarse de la guardería en la que estaban escolarizados, con el fin de acudir como espectadores a una popular exposición de automóviles, donde además tenían pensado hacerse con la adquisición de uno de lujo, un Jaguar concretamente, tal y como informaba The Guardian.

Los dos #Niños varones llevaron a cabo la fuga ayudándose de sus palas de plástico, excavando un túnel por debajo de la valla del patio de la guardería. Una vez que lo finalizaron, con total discreción, y sin ser vistos por ninguno de los cuidadores del centro docente, se escaparon llegando a recorrer hasta casi un kilómetro y medio solos, y llegando hasta su objetivo, su afamada exposición de coches de lujo.

Anuncios
Anuncios

Fue una mujer que iba conduciendo, la que se percató de que los menores iban caminando solos por la calle y algo desorientados. Detuvo su coche con la intención de ayudarles, quedando la mujer realmente asombrada con la respuesta que obtuvo de los niños. Cuando le contaron su anécdota de que se habían escapado de la guardería para ir a comprar un coche, pero que al final no lo podían comprar porque no contaban con el dinero, la mujer no lo podía creer. 

Realmente los menores tuvieron suerte de haberse cruzado con esta señora, y no con alguien que les pudiera haber hecho algún mal. La mujer decidió montarlos en su coche y llevarlos a la comisaría de la ciudad, donde por fin se alertó a los responsables de los menores, guardería y familias de lo sucedido.

Ciertamente la noticia puede resultar asombrosa e incluso con un toque de humor, por el hecho de que dos menores se fuguen de la guardería como si fuera una cárcel, pero podría haber tenido graves consecuencias.

Anuncios

Para más índole, los cuidadores de la guardería no se dieron cuenta de la ausencia de los menores tras media hora después de que se fueran escapado. Las autoridades no han querido dar ningún detalle más.