79 años ha sufrido de espera una mujer para poder recuperar los restos de su padre. Un hombre que formaba parte de un grupo de mineros que fueron masacrados a manos de la Guardia Civil en Camas (Sevilla) el día 19 de Julio de 1936. Lida Salgado, es la mujer afectada y explica como contínuamente le decían que no tenían idea alguna de donde podría estar el cuerpo de su padre, y que posiblemente se encontraría tirado en alguna cuneta.

Es ahora cuando Lida, de 84 años, podrá proporcionar a su padre una sepultura digna. Junto con los restos de su padre, se han hallado un total de entre cinco y nueve cuerpos, cuerpo que formaban parte de sesenta y siete personas que fueron asesinadas durante el régimen franquista.

Anuncios
Anuncios

Los cuerpos han sido encontrados en lo que hoy día es conocido como un parque de educación vial.

El cuerpo de los mineros presentaban múltiples fracturas y el forense ha dictaminado que gran parte de ellos murieron al instante. El caso de Francisco, el padre de Lida Salgado, es otro totalmente diferente. Francisco fue una de las víctimas que utilizó sus últimas fuerzas para llegar hasta el Ayuntamiento para avisar acerca del golpe militar franquista. Poco después, falleció debido a las heridas múltiples recibidas.

Su cuerpo y el del resto de mineros ha permanecido hasta hoy día desaparecido. Una historia emotiva que ha hecho que una mujer de 84 años como la señora Salgado haya podido proporcionar a su padre un sepultura digna tras estar reclamando durante años y años una investigación para dicha causa.

Anuncios

Ahora la entrañable mujer ha reclamado que el nombre de la avenida sea modificado por el nombre de los mineros, y Rafael Recio, actual alcalde, se ha comprometido con dicha causa para estudiar la propuesta.

Por otro lado, el arqueólogo Andrés Fernández, ha abierto una investigación que ha permitido descubrir otro posible enterramiento muy cerca de los restos hallados. Se trataría de una fosa en la que se cree que podrían hallarse los cuerpos de cinco personas, aunque se tiene la creencia de que podrían encontrarse un número mayor. Restos que podrían formar parte de un grupo mayor de sesenta y siete fusilados en 1938 tras un consejo de guerra. #Arqueología