El ataque de un yihadista en el tren Paris-Amsterdam de la compañía Thalys, armado con una Kalachnikov A47, y su feliz resolución por que fue reducido por militares de EE.UU. que estaban allí, ha dejado secuelas de miedo e impotencia a varias familias con hijos que iban en el mismo.

Entre ellos, el actor Jean-Hugues Anglade, poco conocido en nuestro país, por películas como “Nikita” (la original francesa de Luc Besson), “La Reina Margot” o “Nelly y el señor Arnaud”. Se ha desahogado en unas declaraciones a la revista Paris Match atacando duramente a la tripulación del tren.

“Estábamos contra la pared… Esperábamos la muerte”, sentencia Anglade.

Anuncios
Anuncios

Dice que “la tripulación del tren se encerró en la locomotora, después de haberles llamado aporreando la puerta para que la abrieran”. Todo empezó cuando “oímos a alguien decir en inglés ‘¡Corre! ¡Corre! ¡Tiene una Kalachnikov!’ Yo estaba con mis dos hijos y mi compañera, y alrededor de nosotros, unos 15 pasajeros. De golpe, los tripulantes corrieron por el pasillo con la espalda encorvada. Sus caras estaban pálidas…”

Después de relatar cómo se encerraron en un sitio de seguridad “con una llave especial”, Anglade cuenta que “el tirador (el terrorista) estaba a pocas decenas de metros de nosotros, en el vagón 12. Estábamos en el 11, el último. El hombre armado venía hacía nosotros, estaba decidido sobre qué hacer. Pensé que era el fin, que venía a por nosotros, que íbamos a morir, que nos mataría a todos… Éramos prisioneros de aquel tren, imposible escapar de aquella pesadilla”.

Cuenta cómo, en una acción casi de película, decidió romper el cristal de la alarma con el puño, “para detener el tren”, cosa que consiguió.

Anuncios

Y cómo intentó desesperadamente que les abrieran la puerta a él y los demás pasajeros la tripulación atrincherada en su zona de seguridad. Pero Anglade lamenta que no obtuvieron ninguna respuesta, mientras él, angustiado, protegía a sus hijos con su cuerpo y que “los minutos parecían horas”, esperando una inminente masacre por parte del terrorista. Así estuvo hasta que oyó la voz de alguien que decía que dos soldados habían reducido al terrorista y que “todo iba bien”. Anglade recibió cinco puntos de sutura en su puño afectado.

En la entrevista agradece la presencia de los soldados que salvaron la vida a ellos y los demás pasajeros: “Quiero rendirles un homenaje y darles las gracias, sin ellos, estaríamos todos muertos”.

La compañía ferroviaria Thalys ha respondido en un comunicado al actor, diciendo que sí colaboraron con los pasajeros en peligro, “un agente se refugió en el furgón con seis viajeros”, en la zona de equipajes. El tren se divide en dos zonas, con agentes de seguridad, que alertaron al conductor, que se detuvo en la zona de Arras “para efectuar rápidamente la detención del hombre armado”.

El Presidente de los EE.UU., Barack Obama, felicitó a los soldados por su hazaña y su coraje.

Anuncios

Actuaron cuando oyeron “un tiro y cristales rotos”, según recuerda uno de ellos, Alex Skarlatos, el cual fue condecorado poco después por el alcalde de Arras, donde se detuvo el tren. “Es nuestro primer viaje por Europa y detenemos a un terrorista, esto es de locos”, recuerda Anthony Sadler. También les ayudó Spencer Stone, “que recorrió 10 metros para reducir al terrorista, que vio que su arma no funcionaba”. #Estados Unidos #Terrorismo #Estado Islámico