El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Jordi Ciuraneta, ha presentado hoy los resultados del operativo de la campaña de prevención de incendios de la siega, que desarrolla el Departamento de Agricultura -a través de la acción coordinada del Cuerpo de Agentes Rurales, de los Grupos especiales de prevención de incendios forestales, de las ADF, Cuerpo de Bomberos y campesinos- a varias comarcas de Cataluña para prevenir y / o minimizar los riesgo de incendios durante las tareas de la siega en campos. 

El consejero de Agricultura ha remarcado que "gracias a la campaña de la siega hemos conseguido reducir más de un 80% los incendios que se originaban en las tareas del campo desde 2011, y esto es algo que el conjunto de la sociedad catalana ha de agradecer a la corresponsabilidad de agricultores, agentes rurales y ADF, esencialmente."

Durante la visita, el consejero, que ha estado acompañado por el delegado del Gobierno, Joaquim Nin, el alcalde de Llorac, Santiago Trilla y el director general de Medio Natural, Antoni Trasobares, ha podido mantener un encuentro e intercambio de impresiones con los representantes de los agricultores, las asociaciones de defensa forestales y los jefes regionales y locales del Cuerpo de Agentes rurales que trabajan coordinadamente en estas tareas de prevención. En este sentido, el consejero de Agricultura ha valorado muy positivamente el trabajo realizado por los Agentes Rurales y el GEPIF, todos ellos del Departamento, y agradeció especialmente la labor de las agrupaciones de defensa forestal y de los agricultores que participan de manera altruista y proactiva en el operativo, ya sea durante las tareas de la siega, o bien una vez hechas, haciendo la labrada de los campos para reducir al mínimo los rastrojos para evitar cualquier riesgo añadido.

Ciuraneta ha alertado de que a causa de las altas temperaturas y la disminución de la humedad relativa, el riesgo de incendio seguirá siendo muy alto en muchas comarcas de #Cataluña hasta mediados de la próxima semana. "Hay muchos lugares donde no se han registrado precipitaciones significativas durante el mes de junio, principalmente del interior, y del litoral, en caso de que se debilite el régimen de marinadas, serán los de máximo peligro. La severidad del episodio podría ser inferior a la anterior, pero el estado de la vegetación es más crítico que hace dos semanas "recordó Ciuraneta y añadió que" ahora más que nunca es importante el trabajo coordinado de todos los agentes implicados para evitar cualquier incidencia que pueda convertirse en un incendio.