Scott, Kyle, Brett y Derek, son los miembros de un equipo australiano llamado "HowRidiculous", grabann vídeos espectaculares de baloncesto desde hace mucho tiempo, con las que ya han conseguido un gran base de fans. En su nuevo vídeo intentan lo imposible en la isla de Tasmania. De la altitud de más de 100 metros prueban a encestar el balón. El resultado es un éxito.

El equipo estableció un nuevo récord mundial al lado de la presa llamada Gordon, con altitud de 126,5 metros. Brett, después de muchos intentos, tuvo éxito en machacar el balón en la cesta que fue situada en el fondo de la presa. Fuimos al lado de la presa y pusimos un aro de baloncesto a su fondo.

Anuncios
Anuncios

Las otras cosas ya son historia (y un nuevo récord mundial)- escribe la persona cómicamente quién había subido el vídeo.

De otra manera el equipo rompió su récord anterior lo que establecieron en Holanda en el año 2013 donde del punto de vista de la torre Euromast, con altitud de 91 metros tuvieron éxito en machacar el balón en la cesta.

Los récords mundiales se puede seguir en el Libro Guinness de los Récords, que es el libro más grande del mundo que contiene récords. Este libro publica récords que son conocidos por el mundo y son auténticos. Además son creados en base a actuaciones extremas de los humanos o de la naturaleza. El libro también mantiene un récord. Este libro es el más vendido de entre los que están protegidos por derecho de autor.

En el año 1951 Sir Hugh Beaver, un director de cervecería, fue quien tuvo la idea cuando practicaba su deporte favorito, la caza, con sus compañeros.

Anuncios

Ellos empezaron a discutir que ave era más veloz en el mundo. Su idea cambió a ser realidad en el año 1955, cuando publicaron el primer Libro Guinness de los Récords. En la Navidad este libro fue el más vendido.

Los libros anteriores enfocaron en los récords que fueron establecidos por la gente. Sobre todo publicaron los resultados de la competencia como el levantamiento de pesas o tirar huevos. Los editores de libro tratan de publicar sólo récords auténticos. Desde el año 1955 aparece la nueva edición cada año (excepto los años 1957 y 1959). Posteriormente aparecieron las ediciones en otras lenguas: en el año 1962 en francés, en 1963 en alemán y desde 1989 ya podemos leerlas en húngaro también. En esa época ya aparecieron 262 volúmenes en 35 idiomas. En el año 1974 el Libro Guinness de los Récords ya había se había incluido entre los récords con 23,9 millones copias. #Internet