Después de más de sesenta años detrás de la gran pantalla, toda una vida dedicada al séptimo arte, Christopher Lee nos deja a la edad de noventa y tres años. Según informa la cadena inglesa BBC, el legendario actor expiró en el Hospital de Westminster de Londres, después de haber sido hospitalizado por problemas respiratorios y un paro cardíaco que ha acabado finalmente con su vida. Detrás deja una carrera, que servirá de inspiración a las nuevas generaciones de la industria. El actor apareció en más de 240 películas, entre las que se incluyen 'Drácula', 'La guerra de las galaxias' y 'El señor de los Anillos'.

Christopher Lee es ya un inolvidable actor de la industria: ha trabajado para muchas de las grandes franquicias de la historia del #Cine.

Anuncios
Anuncios

Su fama se debió en primer lugar, a su papel de 'Conde Drácula' en una serie de películas de horror para Hammer Films. Desde entonces, su carrera experimentó un boom: actuó como uno de los villanos más conocidos de la saga de James Bond, Francisco Scaramanga, quien más allá de dominar el mundo, sólo buscaba acabar con el espía inglés. De hecho el actor era pariente lejano del escritor de las novelas, Ian Fleming.

Su papel más reconocido, sin embargo, debe ser su actuación como Saruman en las trilogías de 'El señor de los Anillos' y 'El Hobbit', consiguiendo que todo lo que el mago decía sonara como Shakespeare; además de su papel de Conde Dooku, el Lord Sith que se atrevió a enfrentarse a Yoda en el Episodio II de 'La Guerra de las Galaxias'. Sin embargo, el actor también haría de Sherlock Holmes en numerosas películas, entre otros papeles destacables.

Anuncios

Lee nació un 27 de noviembre de 1922, en la asolada por las guerras, ciudad de Londres. Inició su carrera como actor después de la Segunda Guerra Mundial, donde tomó partido como voluntario en la armada. Y es desde 1957, en una película de Frankenstein, cuando hace su debut en la pantalla. Su presencia intimidatoria y su voz resonante no dejaban nunca indiferentes al público, y es por eso que, después de sesenta años, deja atrás una carrera artística inolvidable.