Hace unos días escribí sobre un curioso restaurante en Nigeria que había sido desmantelado por la policía por servir carne humana. Pues bien, parece ser que las artes culinarias extrañas y macabras también ocurren en otras partes del globo. Para conocer nuestro segundo restaurante de los horrores hemos de viajar a Tijuana (México), donde encontramos un "humilde" local chino conocido en la zona por el nombre de Lo Yen City.

La Policía Municipal de Tijuana recibía una llamada que advertía de que algo realmente bizarro estaba ocurriendo dentro del ya mencionado restaurante chino. El denunciante, dijo a los agentes que mientras estaba comiendo escucho ladridos de perro que provenían de dentro de la cocina.

Anuncios
Anuncios

Sorprendido, (ya que de haber #Animales al lado de productos alimenticios, los dueños del local estarían incurriendo en un delito contra la salud pública) no dudo ni un solo momento en asomar la cabeza para ver que estaba ocurriendo. Ciertamente y como se suponía, había animales en la cocina, más concretamente un perro y para más detalles, había dos cocineros apunto de sacrificar al animal para servirlo de cena a los comensales.

La Policía rescato a un perro de grandes dimensiones que fue trasladado a una protectora de animales. El local fue clausurado de inmediato por las autoridades sanitarias, ya que dejando a un lado el anécdota de los perros, el restaurante no cumplía ninguna de las normas de higiene básicas que todo negocio de este tipo debe achacar con suma rigurosidad.

Algo que realmente me llama la atención, al igual que en el caso de la carne humana, es que los clientes en ningún momento se habían quejado de la calidad de la comida que ahí se servía.

Anuncios

¿Estaremos dejando pasar un exquisito manjar? Puede ser que sí, pero por lo que hace referencia a mi persona… prefiero seguir viviendo como un ignorante de paladar poco entrenado a las comidas extrañas. Eso, o quizá sin saberlo ya lo he probado en alguno de los muchos restaurante que he visitado. Ni lo sé, ni quiero saberlo.