Después de que los ecologistas llevaran años anunciando los abusos, tráfico y maltrato animal en el "Templo del Tigre", situado en Tailandia, al fin, el gobierno de dicho país ha ordenado a los monjes budistas que liberen a estos animales.

En este templo situado en la provincia de Kanchanaburi, lugar de destino de muchos turistas, se albergan más de un centenar de tigres de gran belleza, los cuales son visitados cada día por cientos de personas, que llegan a Tailandia para hacerse miles fotos y hacer arrumacos a los felinos, pensando que dichos animales viven en total armonía con los monjes budistas del templo.

La realidad es muy diferente, cuando nos ponemos a pensar que cuando un animal salvaje, es dócil y sumiso con un humano, es a causa de las sedación y violencia a la que han sido sometidos, hasta que estos animales no tienen fuerzas para luchar más. Los tigres durante casi toda su vida, viven en unas jaulas que miden poco más de 30 metros cuadrados, sin tener las mínimas condiciones de bienestar.

Los monjes del Templo exhiben a los animales ante los turistas, los cuales tienen que pagar 180 euros por la visita, Los cuidadores se encuentran siempre al lado del tigre, controlando y echándoles orina en la cara (que llevan en una botella) para hacerles saber quien domina, ya que los tigres en la selva, usan la orina como señal de agresividad y fuerza.

Para la organización One Green Planet, es un gran logro, ya que llevan más de 15 años luchando por su liberación. Los responsables del Templo del Tigre se defienden de todas las acusaciones, respondiendo que se trata un santuario para la cría y cuidado de tigres.

Hace pocos días, las autoridades de Tailandia procedieron a confiscar en el templo, a los seis ejemplares de oso negro, especie protegida y amenaza por el mercado negro del país asiático, que también albergaba el templo, que al igual que los tigres se encontraban en extrañas condiciones y de manera ilegal. Los osos tuvieron que ser sedados y sacados con grúas,

Los tigres de bengala serán liberados en el transcurso del este mes de abril 2015. #Libertad