Edda Göring, nacida el 2 de Junio de 1938, un año antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, fue la esperada y única hija de la "sublime señora" (catalogada así por los medios) Emmy Göring, actriz alemana, quien dio felizmente a luz en una clínica de Berlín para gozo de los ciudadanos del Reich. El führer fue nada más y nada menos que su padrino de bautizo; y su padre, comandante supremo de la Luftwaffe, político alemán de gran consideración en la época, veterano en la Primera Guerra Mundial y número dos del dictador durante el régimen nazi era nada más y nada menos que Hermann Göring.



La que fuera toda una princesa durante el Tercer Reich siguió frecuentando círculos pro nazis tras el fin de la segunda gran guerra y durante décadas fue una invitada más en Bayreuth, en la casa de los nostálgicos descendientes de Wagner.

Anuncios
Anuncios

Su distinción casi de la realeza en la época se ha extendido a través del tiempo, consiguiendo que su casa en el distrito muniqués de Lehel siga siendo considerada un icono para la alta sociedad alemana. Sin embargo, la joven Göring ha conseguido mantenerse esquiva a la prensa y publicidad durante todo este tiempo, impidiéndoles hacer acto de presencia mientras se presentaba en los tribunales a presentar su reclamación.



La fortuna de su padre que reclamó ayer Edda, le fue intervenida en los juicios de Nüremberg, emprendidos por las naciones aliadas vencedoras al final de la guerra con el fin de sancionar a los dirigentes, funcionarios y colaboradores del régimen nacionalsocialista de Hitler cometiendo crímenes y abusos en contra de la Humanidad en nombre del Reich desde 1939 hasta 1945, fecha de caída del régimen, en este año, hace 70 años.

Anuncios

Hay mucho en juego para Edda Göring: al que fuera el segundo hombre más poderoso del régimen, y su padre, se le requisó durante los juicios casi 1.400 cuadros, 250 esculturas y 168 tapices antiguos, entre otras cosas de valor igualmente alarmante. La exprincesa pide "una compensación en forma de suma modesta en comparación con el ingente patrimonio de mi padre que me permita una vida digna". Si le será concedido o no, aún está en el aire. #Unión Europea