La Guardia Civil ha detenido en Águilas, municipio de la Región de Murcia, a un joven de 26 años que fue el autor de los famosos tuits donde se burlaba de las víctimas del avión de la compañía GermanWings siniestrado en los Alpes franceses.

El usuario, que en la red social responde al apodo de @pianelo, lanzo minutos después del accidente, comentarios como: "A ver a ver, no hagamos un drama con esto del avión, que viajaban catalanes y no personas". Este tuit, junto con otros, fueron borrados por el mismo, y su cuenta fue eliminada de la red.

Pero aquí no queda la cosa, este usuario, ya era conocido entre la multitud por otros mensajes de esta índole.

Anuncios
Anuncios

Mensajes, en los que mostraba un odio extremo hacia las personas de raza negra, y otros, donde animaba y apoyaba el maltrato hacia la mujer.

El código penal, en su artículo 510 protege a aquellas personas que por su naturaleza, raza o ideología, puedan ser víctimas de abusos a nivel social, siendo las penas para el atacante, de uno a tres años de cárcel.

Una famosa asociación de abogados voluntarios conocida como Drets (derechos), interpuso ante la Fiscalía una denuncia donde figuraban las cuentas de 38 usuarios de Twitter, que escribieron más de 55 comentarios de carácter ofensivo. La Guardia Civil, está trabajando para conocer la identidad de las personas que se escudan tras este mal llamado anonimato.

Por desgracia, esto no se trata de una situación aislada. Cuando sucede una tragedia de esta índole, la red, se llena de mensajes de este tipo.

Anuncios

Mensajes, que normalmente no suelen tener otra repercusión que un simple aviso, y como mucho una sanción nada comparable con el dolor que estos comentarios causan hacia los familiares de las víctimas.

Si a estos mensajes, le sumamos la indignación que mostraron otros tantos usuarios cuando a raíz del accidente, el programa Mujeres y Hombres y Viceversa retrasó su emisión, nos encontramos ante una situación donde muchos se hacen la siguiente pregunta: ¿Es esta la juventud del futuro?