Durante este año la red Aena ha incrementado sus ventas (concretamente un 6,2%) en comparación con el 2014. Aena, que está compuesta por 46 aeropuertos, ha llegado a facturar 37 millones de pasajeros en solo un trimestre. Y entre todos los aeropuertos hay que destacar el de Barajas de Madrid que este año ha logrado ya casi 9 millones de pasajeros.

Pero estas cifras se podrían ver afectadas con el cierre de una de las pistas del aeropuerto de Barajas. Está previsto que este viernes se cierre la pista 18R/36L para poder restaurarla y mejorarla. En principio debe ser algo positivo porque representa que serán mejoras en el aeropuerto pero sin duda, conllevará una gran pérdida económica.

Anuncios
Anuncios

El aeropuerto de Barajas consta de 2 pistas para despegar y otras 2 para aterrizar. Se estima que estas obras suponen un gasto de 14 millones de euros y serán llevadas a cabo por la empresa Dragados.

Según la Unión Sindical de Controladores Aéreos ya no se podrán cubrir todos los vuelos, y de los 50 vuelos de llegada que se podían hacer a día de hoy se podrán realizar solo 39 y lo mismo ocurrirá con los de despegue. Es decir, que habrá menos vuelos o más problemas.

Una de las soluciones que se ofrece es que reduzcan las distancias entre aviones pero es una solución inviable e insegura. Y lo que no pueden hacer es que los aviones estén dando vueltas a la espera de poder aterrizar o despegar. Lo cual, aparte de los problemas que acarrea también supondría un mayor consumo de combustible.

Anuncios

A todos les viene a la mente el incidente ocurrido en 2012 en Valencia en el que 3 aviones de la compñía Ryanair se quedaron sin combustible esperando que les dieran el permiso para aterrizar y tuvieron que hacer una llamada de emergencia para poder acabar sin ningún disgusto.

Esta es una de las cosas que se quiere evitar que ocurra con el cierre de la pista y por eso están informando a todas las compañías para que lleven combustible suficiente por si deben quedarse por el aire hasta recibir una señal para poder bajar.