Desde el 31 de julio pasado, el edificio de la Embajada Española en Trípoli, se halla vacío. Ese ha sido el motivo de que no haya ocurrido una masacre, al estallar una bomba colocada en dicho lugar.



Este lunes, se hizo explosionar un artefacto en la Embajada de España en Trípoli (Libia), del que no hay que lamentar víctimas. Así lo ha comunicado las fuentes de seguridad de la ciudad.



A parte de guardias de seguridad locales que aún siguen en el edificio sito en el distrito central de Manshiya, el resto se hallaba vacío, ante su evacuación en julio.



El artefacto, una bomba que se hallaba dentro de una bolsa y desde un vehículo se arrojó mientras pasaba ante el edificio a toda velocidad, no ha causado muertes que lamentar por los motivos anteriores. Los guardias de seguridad tampoco han sufrido en el incidente.



Lo que sí ha creado este acto, es un gran agujero cerca de la garita de seguridad, según ha explicado un testigo. Los daños materiales si han sido cuantiosos.



Este hecho ha sido un muy afortunado, en comparación con el acaecido el 12 de abril contra la embajada de Corea del Sur, donde se hubo que lamentar la muerte de dos guardias de seguridad.



Estos actos fueron asumidos por la rama libia del Estado Islámico, que confirmaron su autoría.

Entonces, el gobierno de Corea del Sur, decidió retirar a su personal de la embajada. España y otros países, ya habían tomado estas medidas con anterioridad.



Por otro lado, este mismo lunes, murieron trece personas y casi un centenar fueron heridas en los combates estallados en la ciudad oriental de Bengasi. Todos estos actos violentos y de #Terrorismo, se siguen sucediendo mientras otras partes siguen negociando el conflicto.



A lo que finalmente se llega, y asi lo ha dejado patente este lunes el enviado especial de la ONU para el conflicto de Libia, Bernardino León, es necesario conseguir un alto el fuego que permita formar un gobierno de consenso nacional.

Asi están las cosas en este momento tan crítico.

Anuncios
Anuncios

De momento las alarmas están disparadas.