Tamara Simón Barrut, una joven gitana de 23 años, ha fallecido este miércoles pasado sobre las 16:30 de la tarde en la autovía que conecta Cáceres con Sevilla, cuando se dirigían a Navalmoral de la Mata (Cáceres), lugar donde vivía la madre de la víctima. La mujer que iba de copiloto, fue arrojada del coche cuando éste se encontraba en marcha, cayendo a la vía, presuntamente, por su marido Jesús Jiménez, de 24 años.

Al lugar de los hechos se desplazaron una patrulla de tráfico de la Guardia Civil, que detuvo al marido en la misma carretera, y los servicios médicos, los cuales trasladaron a la víctima en estado muy grave, al haberse dado al caer del coche un fuerte golpe en la nuca, para poco después fallecer en el hospital de la localidad de San Pedro de Alcántara (Cáceres), a causa de las heridas tan graves que había sufrido.

Anuncios
Anuncios

En cuanto se le haga la autopsia en el Instituto Legal de Cáceres, los restos mortales serán enviados a Navalmoral de la Mata, municipio de donde era natural la joven, para poder hacerle el sepelio. En estos momentos la zona se encuentra llena de familiares de la joven fallecida y se ha tenido que enviar varias dotaciones de policías.

El marido, que era quien iba conduciendo el vehículo, ha sido detenido y llevado a las comandancias de la Guardia Civil donde ha sido interrogado y acusado de "homicidio doloso". Según confirma la Delegación del Gobierno en Extremadura a la agencia Efe, el presunto homicida, desde ayer, se encuentra detenido en los calabozos, para después, enviarlo a disposición judicial.

El caso está siendo investigado y tratado como posible violencia de género en los Juzgados nº 6, que son los encargados de llevar estos casos, aunque, de momento, no se ha descartado que la mujer se tirara ella misma del coche, al verse metida en una fuerte discusión con su marido.

Anuncios

El joven matrimonio, de raza gitana que vivía en Madrid, llevaban poco tiempo casados y tenían en común un bebe de un año y medio de edad. Se dedicaban a la venta ambulante de zapatillas por los mercadillos, según ha informado unos familiares al diario Hoy de Extremadura.