Actos como el que vamos a narrar a continuación hacen a cualquier persona perder la fe en la humanidad. Ni los relatos de terror del gran Edgar Allan Poe ni las películas de Sir Alfred Joseph Hitchcock, la realidad sobrepasa la ficción, en este caso en #Estados Unidos, tierra de sueños o en este caso de pesadillas.

Todos tenemos en mente a nuestras abuelas como grandes personas amables que siempre se han preocupado del bienestar de nosotros sus nietos y nietas. Es muy común cuando los padres no pueden por cualquier motivo hacerse cargo de sus hijos dejarlos al cuidado de abuelos. Tristemente los padres de Savannah Hardin no habrán lamentado jamas tanto una decisión como la de dejar su hija a cargo de su abuela. Y es que Joyce Hardin Garrard es la abuela que esta siendo juzgada en EE.UU por el asesinato de su nieta Savannah Hardin de tan solo 9 años de edad.

La pequeña padecía problemas de salud por los cuales no podía comer eso que tanto les gusta a los niños como son los dulces.

Anuncios
Anuncios

Pero ya sabemos como de traviesos son los niños y la pequeña de la que volvía a casa en el bus escolar comió una chocolatina, cuando bajo en su parada y según recogen las cámaras de seguridad del transporte, la abuela se percato y dijo "Va a correr hasta que le diga que pare. Va a aprender"



Tras tener a su nieta corriendo 3 horas sin descanso la inocente pequeña cayo fulminada contra el suelo, después de esto fue llevada a urgencias donde falleció a los 3 días de ser ingresada, por deshidratación y bajos niveles de sodio. Respecto a este suceso, una vecina del lugar asegura que pudo ver a la menor correr mientras suplicaba parar entre lágrimas. "La niña vomitaba mientras su abuela le daba agua", declaró.


El caso ha levantado un gran revuelo a nivel internacional y no es difícil intuir el porqué del asunto. Si bien en el mundo en que vivimos se cometen barbaries cada segundo que pasa, nadie podía imaginar en su mente que una abuela acabaría con la vida de su nieta, de una forma tan inhumana que nos lleva a reflexionar si realmente hemos evolucionado algo a lo largo de nuestra existencia o si por el contrario cada vez somos más animales.