La historia de la aviación volvió a escribir ayer una nueva página negra tras el trágico suceso acontecido en los Alpes franceses donde 150 personas (144 viajeros y 6 tripulantes) perdían la vida después de que el Airbus de la compañía Germanwings se precipitase sobre las montañas por causas que aún se desconocen. Según la lista de pasajeros, 45 de las personas que viajaban en el avión siniestrado tenían apellido español.

A medida que pasan las horas vamos sabiendo más detalles del triste suceso e incluso ya conocemos las historias de algunas de las personas que perdieron la vida en el vuelo que partió del aeropuerto del Prat de Barcelona sobre las 10:30 horas de la mañana y que tenía prevista su llegada al aeropuerto alemán de la ciudad de Düsseldorf.

Anuncios
Anuncios

Y es que la muerte de estas 150 personas deja consigo familias completas destrozadas, hijos, hermanos, padres o abuelos desolados e incrédulos al ver como una décima de segundo es suficiente para cambiar el destino.

Entre los pasajeros que viajaban en el vuelo de Germanwings se encontraban Oleg Bryjak y Maria Radner, dos cantantes de ópera que terminaron el pasado lunes de interpretar la obra 'Siegfried' en el Teatro Liceo de Barcelona. Ha sido el propio teatro catalán el que ha anunciado a través de Twitter la trágica muerte de los dos artistas: "El Liceu lamenta profundamente la muerte de Oleg Bryak y Maria Radner en accidente aéreo de #Germanwings".

En la aeronave siniestrada también viajaban 16 estudiantes alemanes que habían estado de intercambio en España con alumnos del instituto Giola de Llinars del Vallès.

Anuncios

Fuentes próximas a la familia aseguró a EFE que también viajaba en el avión una mujer de 37 años natural de Jaca con su bebé de siete meses.

La mujer se habría desplazado desde su lugar de residencia en Manchester para asistir a un funeral de un familiar en Zaragoza. Al no haber vuelo directo de vuelta, la chica decidió hacer escala en Düsseldorf antes de partir nuevamente hacia tierras inglesas.

Entre las víctimas, también se encontraba Sonia Cercek, una seguidora alemana del Valencia CF que solía desplazarse ocasionalmente a la ciudad del Turia para presenciar los partidos de su equipo en Mestalla. El propio club ha emitido un comunicado transmitiéndole a sus familiares las condolencias de todo el valencianismo.

Quienes corrieron mejor suerte fueron los integrantes de un equipo de fútbol sueco, el Dalkurd FF, club que milita en la tercera división de su país y que estando en el aeropuerto del Prat con los billetes comprados, decidieron a última hora cambiar el vuelo porque la escala en Düsseldorf hacía el viaje de vuelta a Suecia demasiado largo. El guardameta del Dalkurd anunciaba a través de su cuenta de Twitter que todo el equipo está "bien y en casa".