El joven, Mario García Montealegre, de 24 años de edad y natural de Talavera de la Reina (Toledo) tuvo que entregarse a la policía a causa de la presión mediática que ha tenido el vídeo que colgó en las redes sociales, el cual fue grabado por un amigo suyo con el móvil, quedando en estos momentos en libertad con cargos después de haber declarado ante la policía.

Al joven sólo se le ocurrió la bochornosa idea de que le grabara un amigo con el móvil por pura diversión, dando una brutal patada por la espalda a una mujer de cuarenta años aproximadamente que estaba esperando a que llegara un taxi a las seis de la madrugada en la Diagonal de la ciudad condal, derribándola y causándole, por suerte, solamente un esguince.

El joven tuvo que presentarse en las dependencias policiales de su ciudad cuando vio que le tenían ya cercado gracias a la ayuda ciudadana a causa de que había subido las fotos y vídeos de sus vejaciones en varias redes sociales.

Anuncios
Anuncios

En los últimos días, habría intentado borrar totalmente su rastro eliminando sus perfiles de sus redes sociales, tales como, Facebook e Instagram, para que no le asociasen con el caso, pero ya era demasiado tarde. Durante este tiempo ha habido decenas de pruebas de gente que ha estado llamando a la policía para ofrecer pistas sobre el sujeto, aunque cinco de estas llamadas son las que se han seguido para dar con el macabro autor de la "hazaña", Mario Garcia Montealegre. El joven de Talavera de la Reina fue a pasar un fin de semana con sus amigos a la ciudad de Barcelona.

La policía nacional ha hecho pública la imputación a través de un tuit en el que informan: "Localizado en Talavera e imputado por vejaciones una por agresión (una patada) en Barcelona a una joven, lo que grabó y compartió en RRSS".

Anuncios

En estos momentos, Mario García Montealegre se encuentra en libertad con cargos y se espera, a medida que la investigación vaya avanzando, que además de que se le declare culpable de un delito de vejaciones injustas, pueda serlo también de lesiones.