Luego estrellarse el vuelo Germanwings 4U9525, que ocasionó el trágico fallecimiento de 150 personas, la aerolínea alemana propiedad de Lufthansa, ejecuta estrategias de comunicación para responder de forma responsable a la situación de #Crisis que enfrentan. Las primeras acciones estuvieron orientadas al cambio de la imagen corporativa, al modificar los colores del logo de la línea aérea (fucsia y amarillo) a negro acompañado con una escala de gris, seguido del hashtag o etiqueta #Indeepsorrow cuyo significado evoca la frase "en profundo dolor", como señal de luto, respeto y solidaridad, con las víctimas, sus familiares, amigos y sociedad en general.

Anuncios
Anuncios

Así mismo al ingresar a la página web de la empresa se puede leer el siguiente mensaje "nuestros pensamientos están con los allegados de las víctimas," seguido del logo con los nuevos colores. Este cambio apareció el martes 24 de marzo, minutos después de haberse confirmado el siniestro del avión Airbus 320, que cubría la ruta Barcelona (España) a Düsseldorf (Alemania).

Continuando con la estrategia enfocada en la imagen y discurso de la marca, Germanwings inició la retirada de la publicidad ubicada en diferentes puntos del metro de Londres, donde se exhibían carteles con la imagen de una sobrecargo, seguido del mensaje ("get ready to be surprised")"prepárate para ser sorprendido. Visita Alemania", piezas que fueron eliminadas horas después de la tragedia, de acuerdo a la información emitida por la empresa local de transportes de Londres, cuya porta voz informó: "en el plazo de una hora ya habíamos borrado los 65 mensajes de las carteleras digitales, los 17 carteles grandes de papel ya fueron eliminados y dentro de poco se quitarán los 15 anuncios restantes".

Anuncios

Esta acción estuvo acompañada por un sobrio mensaje del Carsten Spohr, presidente Lufthansa, emitido 24 horas después de los acontecimientos, donde se dirigió a sus clientes y socios alrededor del mundo, para manifestar sus condolencias y apoyo a los familiares de los fallecidos, al tiempo que reiteró el compromiso que ha mantenido la línea aérea con la seguridad al afirmar: "es mi promesa, y la de esas 130.000 personas que trabajan en Lufthansa alrededor del mundo, que la seguridad es una prioridad que continuará siendo nuestro principal objetivo".

En las redes sociales de Germanwings, se mantiene una sintonía con el cambio de imagen y discurso en esta situación de coyuntura, al comportarse como el medio oficial para comunicar a la opinión pública las acciones de acompañamiento a los familiares de las víctimas, los resultados de las investigaciones y las nuevas medidas de seguridad que ejecutará la empresa. Estos mensajes están siendo constantemente comunicados en castellano, inglés y alemán.

Anuncios

Acciones que mitigan las especulaciones, al convertir sus cuentas oficiales de Facebook y Twitter en un canal de información, dejando a un lado los contenidos habituales propios de la marca.

Estas estrategias de comunicación y las próximas a desarrollar deben dar continuidad a la información precisa del caso, transmitir el compromiso de la empresa con los familiares de la víctimas y con la seguridad en general de todos sus vuelos, además de transmitir confianza a sus clientes, empleados, accionistas, proveedores y potenciales pasajeros. Lo que evidencia el arduo trabajo que debe continuar realizando Germanwings para cuidar la imagen y reputación de la marca, reto que solo el tiempo nos dirá si fue superado con éxito.