De bien es sabido que la moral del ser humano en muchas ocasiones deja mucho que desear, y la historia que viene a continuación solo es un mero ejemplo más.

La policía ha detenido a una madre y a sus dos hijos por estafar medio millón de euros a una anciana residente en Toledo. La mujer se dedicaba a cuidarla y poco a poco pudo ganarse su confianza hasta tal punto de sacarle el dinero y hacerle creer que se lo estaba gestionando , cuando en realidad lo que hacía era ponerlo en diferentes cuentas, en donde ella y sus hijos eran los titulares.

La historia no termina ahí, pues hay un cuarto implicado y es la expareja de la mujer.

Anuncios
Anuncios

La estafa se produjo entre 2010 y 2014 y en ese tiempo la mujer le compró nueve coches a sus hijos y uno a su expareja, además la propia policía afirma que durante todo ese período de tiempo esa familia estuvo viviendo con un nivel de vida demasiado alto, que nada tenía que ver con los ingresos que obtenían de forma legal.

En la casa de la mujer pudieron encontrar joyas, muebles, aves exóticas, televisores y demás objetos valorados en mas de 40.000 euros. Así pues entre los días 23 de febrero y 2 de Marzo detuvieron a los presuntos culpables por un claro delito de estafa, a la expareja de la mujer se le acusa de encubrimiento, ya que como se ha visto anteriormente, también salió beneficiado con dicha estafa.

La anciana ha quedado en la mas absoluta miseria, y ha pasado de tener una vida cómoda a tener que pedir ayuda a cruz roja y demás organizaciones que combaten la pobreza en nuestro País, como por ejemplo Cáritas.

Anuncios

La vida de lujo que llevó esta mujer junto a sus dos hijos fue mas que evidente, pues habitualmente compraban joyas, comían en restaurantes, hacían viajes caros al extranjero e incluso realizaban cursos aeronáuticos, esto demuestra, que no eran tan inteligentes como ellos pensaban, pues gracias a todos esos indicios, la policía ha podido averiguar que claramente estaban estafando a la señora.

Los detenidos ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Illescas (Toledo), el lugar donde vive la anciana.