Una vez más la ficción supera a la realidad, Según reporta el medio digital asiático "Shanghai Daily", un niño chino identificado como Peng Yiijan, de solo 12 años escapó de su casa después de una discusión con su madre debido a que no había hecho sus deberes de matemáticas. Vivió una semana entre los pasillos del popular Centro alimentándose a base de las muestras gratis de los supermercados cercanos.

Aún no ha quedado claro como y dónde dormía por las noches, pero la mayoría de medios especula en que dormía en el mismo sitio en alguno de las camas que exhiben de muestra en el centro de origen Sueco. El estudiante del Longyuan Middle School fue finalmente capturado un domingo por la tarde después de que la policía lo detectara el día anterior por las cámaras de vigilancia en las vías de la estación sur de la estación de Shangai.

Anuncios
Anuncios

Los policías le preguntaron a su madre que sitios le gustaba visitar al joven estudiante.

"Ella nos proporcionó aproximadamente unas ocho o nueve direcciones, incluyendo Caoxi Park, el Nanfang Shopping Mall, el centro y IKEA", declaró el oficial de policía Sun Miao al Shanghai Daily.

La policía actuó según el protocolo establecido y procedió a registrar punto por punto y finalmente tras 40 minutos intentado "capturar al joven" lo interceptaron en unas escaleras mecanicas aledañas a la salida del centro comercial, cercanos a un supermercado Carrefour de donde se presume que el muchacho extraía las muestras gratuitas de comida.

Fue hallado en un estado "muy débil, y con hambre" por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital cercano donde se le administró un goteo intravenoso.

Anuncios

La madre de Yiijan contó que no era la primera vez que su hijo se había escapado de la casa, pero que esta era la vez que más tiempo estuvo fuera.

Los padres del joven Yiijan agradecieron todo el trabajo realizado por la policía y los medios de comunicación locales. Prometieron ante todos que ella y su marido iban a tratar de tener una mejor comunicación con su hijo a partir de ese momento. #Niños