El suicidio causa muchas muertes al año, más de las que creemos. Las cifras no mienten y son muchos los ciudadanos que deciden acabar con su vida de esta manera. En nuestro país es la causa de muerte no natural más frecuente, por encima de los accidentes de circulación. Para hacernos una idea, por cada persona que fallece en la carretera, hay dos personas que se suicidan.

Los métodos más utilizados a la hora de tomar la decisión de acabar con la propia vida son de lo más variado pero los más frecuentes son :

  1. Ahorcamiento
  2. Salto al vacío
  3. Sobredosis de fármacos

La crisis económica ha sido un motivo que ha influido en el aumento de los suicidios en España, el paro, imposibilidad de pago de deudas o desahucios, están entre los causantes de que los individuos tomen la dura decisión de dejar este mundo antes que afrontar su situación. No debemos olvidar los suicidios causados por otros motivos como depresiones, esquizofrenias y diversos problemas mentales.

Muchos de los suicidas con apoyo especializado podrían abandonar la decisión de acabar con su vida, pero los estigmas sociales de mucha gente hacen que no recurran a la ayuda médica que muy probablemente les harían cambiar de opinión. La familia o las amistades pueden también ayudar a expresar sus sentimientos, siempre hay una salida para los problemas, incluso cuando todo parece más negro.

Más discutibles serían problemas como el querer dejar de sufrir enfermedades irreversibles o terminales, donde el paciente quiere dejar de padecer una enfermedad que no le permite vivir la vida con un mínimo de calidad o cuando sabe que le queda poco y será un padecimiento constante. Muchas asociaciones propugnan el derecho a la vida, como las asociaciones anti-abortistas pero ¿y el derecho a la muerte? en un futuro quizás, sin tanto peso de la religión en la opinión pública pueda verse como algo lícito y una decisión personal.

Aunque los suicidios es imposible que no se sigan produciendo, si es de esperar que tanto las administraciones como las personas con problemas se conciencien de intentar buscar apoyo y no recurrir a esta dura decisión.