En una operación simultánea iniciada a las 6:00 horas de hoy lunes en Madrid, Barcelona, Palencia y Granada han sido detenidas un total de trece personas pertenecientes a los Grupos Anarquistas Coordinados (G A C), siendo acusados de pertenencia a organización criminal con fines terroristas, sabotajes y colocación de artefactos explosivos e incendiarios.

Así mismo se han llevado a cabo un total de diecisiete registros, seis de ellos en los centros sociales ocupados donde algunos de los detenidos habían fijado su residencia. Durante la realización de este operativo, también han procedido a la detención de otras catorce personas acusadas de resistencia durante los registros.

Anuncios
Anuncios

A los autodenominados Grupos Anarquistas Coordinados se les considera preparados para operar en todo el territorio nacional y se les atribuye la autoría de dos atentados: la colocación de artefactos explosivos tanto en la Basílica del Pilar de Zaragoza como en la Catedral de la Almudena de Madrid. En el segundo caso no llegó a explosionar.

Por otro lado, tuvieron la delirante ocurrencia de enviar unos retorcidos consoladores explosivos al arzobispo de Pamplona y al director del colegio de los Legionarios de Cristo de Madrid, uno de los cuales hizo explosión en una oficina de correos.

También se les considera responsables de provocar daños en nada menos que 113 cajeros automáticos y estragos en dos sucursales de dos entidades bancarias. Entre los detenidos están los principales cabecillas de la organización en Madrid y posiblemente el autor material del atentado frustrado de la Almudena.

El Ministerio del Interior ha informado de que las detenciones han sido realizadas por agentes de la Comisaría General de Información (C G I) de la Policía Nacional, en colaboración con las brigadas de información de Madrid, Barcelona, Palencia y Granada.

Anuncios

La operación es fruto de las investigaciones realizadas por el Juzgado de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional, que, como es sabido, se encarga de los casos de #Terrorismo.