Dos presuntos yihadistas listos para atentar fueron detenidos en la madrugada de ayer en Ceuta por efectivos de la Policía Nacional, según información facilitada por el Ministerio del Interior. Siendo de origen marroquí, ambos tienen la nacionalidad española, y al parecer residían en la barriada del Príncipe de la ciudad autónoma de Madrid.

Según las fuentes facilitadas, ambos detenidos formaban parte de "una célula plenamente preparada y dispuesta para atentar en el territorio nacional" aunque -y siempre según las mismas fuentes- a diferencia de otros grupos yihadistas, los detenidos no responden a los "patrones habituales de redes de radicalización, reclutamiento y envío de activistas a las filas de organizaciones yihadistas activas en focos de conflicto", tìpicos del Estado Islámico.

Anuncios
Anuncios

Esta operación no está aislada, ya que forma parte de la operación llevada a cabo por el Ministerio del Interior en la misma barriada el 24 de enero, cuando se detuvieron a cuatro supuestos miembros de la misma célula terrorista que planeaba un atentado inminente en el país. Las fuentes no especifican ni cuándo se iba a perpetrar el atentado ni en qué localidad en concreto.

Aznar ya sabía que los islamistas fueron los autores del 11-M

Por otra parte, y ligado con el #Terrorismo islámico, se ha revelado que el Centro Nacional de Inteligencia español (CNI) había avisado al gobierno de Aznar que se iba a perpetrar el atentado del 11-M tres días antes de que se cosumara, según se desprende de las declaraciones del ex ministro José Bono en su libro "Diario de un ministro. De la tragedia del 11-M al desafío independentista catalán".

Bono aporta documentos del CNI relativos al 11-M en los que se alerta al Ministerio de Defensa que grupos islamistas iban a consumar un macro atentado en Madrid por el despliegue de tropas en Irak.

Anuncios

Por ello, el ex ministro denuncia la falsedad del gobierno del PP por falsear la información a conveniencia, al sostener el mismo día del fatal atentado que fue "ETA" y no los grupos islamistas radicales los autores de la masacre. De hecho, varios meses antes, en septiembre de 2003 la Policía detuvo a un magrebí que declaró que se iba a "vengar en Atocha".