La Guardia Civil detuvo al usuario de Twitter @pianelo en su casa de Águilas, Murcia, por publicar mensajes ofensivos que incitan al odio y a la violencia.

Los agentes habían ampliado la vigilancia de las #Redes Sociales a raíz del accidente aéreo tal y como ordenó el propio Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, como protocolo para evitar comentarios ofensivos que pudiesen dañar a las víctimas o sus familiares.

Entre los numerosos perfiles que los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil analizaban se encontraba el de este murciano de 26 años, que a través de diferentes redes sociales, publicó mensajes "con marcado carácter de incitación al odio y a la violencia hacia mujeres y hacia otros colectivos por motivo de su raza o su religión".

Anuncios
Anuncios

Comentarios tan ofensivos como "a ver, a ver, no hagamos un drama, que en el avión iban catalanes, no personas", son los que han llevado a la policía a buscar y detener a este joven e investigar a otros usuarios de Twitter con mensajes igual de discriminatorios, que se pueden enfrentar a cuantiosas multas e incluso a una pena de cárcel de entre 1 a 3 años. Además, ya ha sido cancelada su cuenta en las redes sociales, aunque esto es lo de menos, ya que puede volver cuando quiera, falseando los datos, claro.

Protocolos de actuación

En diciembre del año pasado el Ministerio del Interior puso en marcha el primer protocolo de actuación policial para acabar con la discriminación y la violencia por delitos de odio en nuestro país, a través de las redes sociales e Internet.

Este protocolo y la actuación del Servicio de Información de la Guardia Civil ha ayudado a detener y controlar a usuarios de redes sociales que hacían un uso indebido de las mismas para acosar o discriminar a otras personas o que han puesto en peligro su seguridad a través de actuaciones arriesgadas.

Anuncios

Drets también denuncia

Por otra parte, la Asociación de abogados voluntarios Drets contra la catalanofobia ha llevado ante la Fiscalía a todos aquellos usuarios, un total de 38, que publicaron comentarios discriminatorios en los que se mofaban de los catalanes víctimas del accidente aéreo en los Alpes.

La asociación ha aportado como pruebas las capturas de pantalla de los tuits, así como los datos de los 38 usuarios.