A tan solo 48 horas de la tragedia aérea ocurrida en los Alpes franceses, el fiscal a cargo de la investigación, Brice Robin, compareció ante los medios de comunicación con la hipótesis más plausible, la acción voluntaria del copiloto de destruir el avión. "Mediante una abstención voluntaria se negó abrir la puerta de la cabina de pilotaje al comandante abordo y acciono el botón que activaba la perdida de altitud del aparato" afirmó.

Robin señalo que hasta el momento tienen la transcripción de los últimos 30 minutos del vuelo, afirmando que durante los primeros 20 minutos, ambos pilotos mantuvieron una conversación cordial, que terminaba con la petición del comandante a su compañero para que tomara el mando del avión. "Escuchamos el ruido de un asiento que se echa para atrás y de una puerta que se cierra, lo que nos lleva a pensar que el comandante se ausenta para satisfacer sus necesidades naturales. Minutos después es manipulado el Flight Monitor System que hace descender el aparato".

Conclusiones

Para el fiscal Francés la elección solo puede ser voluntaria y a pesar de que el comandante insistiera en entrar nuevamente a la cabina no recibió respuesta alguna. De igual manera destacó que en la grabación se escucha la respiración del copiloto dentro de la cabina hasta el impacto final. Confirmando que el ayudante auxiliar estaba vivo. "Aparentemente respiraba con normalidad y no pronunció ninguna palabra, luego de la salida del comandante", agregó.

Robin ha explicado que el copiloto de nacionalidad alemana y que respondía al nombre de Andreas Lubitz no tenia ninguna razón para permitir la perdida de altitud del Airbus 320, de impedir el acceso del comandante y de no responder ni hacer alguna llamada de emergencia e hizo hincapié en que ya se han puesto de acuerdo con las autoridades judiciales alemanas para indagar sobre el entorno profesional y familiar del copiloto. Descartó la posibilidad de que Lubitz hubiera  caído encima del botón de descenso tras una perdida de conocimiento ya que para lograr esa acción se necesita girar varias veces el interruptor.

Para finalizar el funcionario de Galés reitero que continúa la búsqueda de la segunda caja negra que les permitirá saber los registros del vuelo en cuanto presión, temperatura y otros detalles que ayuden a descartar la intervención de otras causas en el accidente. De igual manera expresó que hasta los momento no hay ningún elemento que les haga pensar que se trate de un atentado terrorista. "Esta tragedia aérea se presenta como un acto deliberado".

Nuevas Medidas: Las aerolíneas EasyJet y Vueling han anunciado esta tarde que a partir de mañana se obligará a que al menos dos miembros de la tripulación estén en la cabina del avión en todo momento durante sus vuelos. #Unión Europea