Se conocen más datos sobre el accidente Germanwings en el que fallecieron 150 personas, 50 de ellos españoles. Las cajas negras del avión han confirmado que el piloto salió de la cabina minutos antes del accidente, mientras que fue el copiloto quien se atrincheró en el interior de la cabina activando el piloto automático y el modo descenso.

De tal forma, las cajas negras del Airbus 320 demostraron que el copiloto, Andreas Lubitz, no sufrió ningún tipo de paro cardíaco ni desmayo, ya que en las grabaciones se puede escuchar a la perfección la respiración del copiloto. Ahora la gran duda, o incógnita, es averiguar el motivo por el que estrelló el avión en los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

Anuncios
Anuncios

Según demuestra una de las cajas negras del Airbus 320 de la compañía de bajo coste Germanwings, el piloto abandonó la cabina unos minutos antes del accidente y luego ya no pudo entrar más, a pesar de insistir desde el exterior de la cabina.

Durante los últimos minutos de grabación se pueden escuchar golpes con mucha insistencia por parte del piloto pero, desgraciadamente, no pudo acceder a la cabina y el copiloto se estrelló en territorio francés de forma totalmente voluntaria.

El copiloto bloqueó voluntariamente la puerta de entrada de la cabina y descendió, también de forma voluntaria, el Airbus 320 hasta estrellarlo en los Alpes franceses, según las autoridades francesas.

El fiscal de Marsella, Brice Robin, ha reconocido en una rueda de prensa que las cajas negras demuestran que el copiloto tenía "la voluntad de destruir el avión", debido, principalmente, al bloqueo que realizó en la cabina para impedir que el piloto pudiera acceder a ella.

Anuncios

Más tarde el copiloto alemán activó el modo descenso, sin que el comandante o los tripulantes pudieran hacer nada.

Por otra parte, el copiloto tenía 28 años, era de origen alemán y contaba con 630 horas de vuelo. Andreas Lubitz comenzó a trabajar en la compañía Germanwings a finales del mes de septiembre de 2013 y tenía un buen expediente.

Por su parte, el piloto del A320 estrellado en los Alpes franceses trabajaba en Germanwings desde el mes de mayo de 2014 y contaba con 6.000 horas de vuelo, la gran parte con la compañía aérea Airbus.

Por último, hay que recordar que en Estados Unidos es necesario contar con 1.500 horas de vuelos para llegar a ser comandante de vuelo, mientras que en Europa se requiere un mínimo de 250 horas de vuelo.