La niña chilena,Valentina Maureira, de tan solo 14 años de edad, ha pedido una cita privada con la presidenta, Michelle Bachelet, para comunicarle que se encuentra agotada de la vida y de luchar contra su enfermedad, fibrosis quística. Desea solicitar ante la presidenta, una simple inyección que le permita descansar de su sufrimiento por siempre. Para conseguir el apoyo público, ha compartido un vídeo en ciertas redes sociales como Facebook, en el que expone y detalla cómo es su vida con esta enfermedad sin futuro de cura.

Por otro lado, la pequeña explicó también en el vídeo, que su propio hermano mayor, su querido Michael, ya murió también del sufrimiento ante la fibrosis quística.

Anuncios
Anuncios

Su enfermedad es hereditaria y degenerativa, dañando también a los pulmones, el hígado y el páncreas, por lo que indica que ya se encuentra sin fuerzas para seguir día tras día así, porque su sufrimiento no vale para nada, no hay ninguna esperanza de cura, según indicó el "BBC Mundo".

Su amado hermano Michael Maureira, perdió su vida con tan solo seis años de edad y hace apenas unas semanas perdió a uno de sus mejores amigos y apoyo del hospital también por la fibrosis quística. Valentina Maureira es muy joven, pero ya conoce de primera mano lo que es el sufrimiento por enfermedad y por perder a algunos de sus seres más queridos.

Por otro lado, el padre de la niña, ha manifestado que aunque anima a su hija día tras día a luchar contra la enfermedad, respeta su decisión, y que le ayudará en todo lo que esté en su mano para cumplir lo que realmente desea.

Anuncios

Chile no apoya la #Eutanasia, aunque el debate sobre si debería existir se ha reabierto con este extremo y conmovedor tema que se ha dado a conocer a todo el mundo a través de los medios de comunicación. Mientras tanto la presidenta chilena, Michelle Bachelet, se ha mantenido al margen y no ha contestado tan siquiera a la pequeña que espera impaciente una respuesta, puesto que como indica, ya no aguanta más, ya no quiere seguir viviendo más.