El balance apunta a siete muertos y doce heridos, en el accidente sucedido en New york, tras el choque de un cercanias con un vehículo.

Al parecer, este último, un Jeep Cherokee, se interpuso en el camino del convoy al invadir las vias. Todo apunta a que las fuertes nevadas que asolan la ciudad y en general el país, han sido las causantes, ante la suposición de un derrapamiento del vehículo por el estado de las calles.

Este no es el primer suceso ocurrido en estos días por el temporal en EEUU. Uno de los vagones, de los ocho que componían el convoy, se incendió haciendo que el rescate de los ocupantes tuviera que ser realizado desde la parte de atrás.

Sin ir más lejos, este lunes, una linea de metro quedó fuera de servicio, después de que el hielo dejara inútil el sistema que administra la energía a los trenes. Todos los pasajeros quedaron atrapados ante la imposibilidad del sistema de apertura de puertas por la falta de energía.

De momento no se puede esperar alguna víctima mortal mas, estando los heridos ya atendidos y fuera de peligro.

Entre los fallecidos se encuentra la conductora del vehículo. Los demás eran pasajeros que se hallaban en el vagón que se incendió del cercanías, que en el momento del siniestro pasaba por Valhalla. El convoy había salido de Grand Central y se dirigía hacia el norte.

En sus vagones iban en el momento del suceso más de 400 personas, que tras ser evacuadas, fueron trasladadas a un gimnasio.

De momento, la línea Harlem de Metro-Nord, quedó suspendida de servicio.

Las investigaciones que se llevarán a cabo en estos días decidirán la causa del suceso, no descartando como se apunta, que todo haya podido ser por la derivación del temporal existente y el mal estado en general de las calles.

En los próximas días, la climatología continuará igual, con fuertes nieves, temiendo que puedan suceder otros casos como los que llevan pasando desde que comenzara este frente frío.

Este suceso nos trae al recuerdo el acaecido en el 2013, cuando otro tren terminó con algunos vagones sumergidos en las aguas de un rio, tras descarrilar. Desde este hecho, el de la tarde del martes, es el siniestro ferroviario mas importante del país.

Se sabe que el conductor del cercanías, ante el desconcierto de los pasajeros, les anunció por megafonía lo sucedido para tranquilizarlos y que no cundiera el pánico. La linea del tren siniestrado es la segunda mas usada de EEUU con mas de 200.000 personas al día que pasan por sus vagones y mas de mil kilómetros de vías.