Pareciera que historias como esta ya no suceden hoy en día. Pero la verdad es que este es un relato real en el que se ha descubierto muchos años después, que los bebés de dos familias francesa fueron intercambiados por error en el hospital en el que las madres dieron a luz.

La justicia ha determinado una indemnización de unos 2 millones de euros 20 años después del incidente, aun cuando los afectados habían propuesto inicialmente 12 millones, alegando que esta situación había sido una muy difícil.

El suceso tuvo lugar en julio del año 1994 en una clínica de la ciudad francesa de #Cannes, al sur del país. Ambas pequeñas tuvieron en común en ese momento un padecimiento de ictericia, por lo cual fueron colocadas una al lado de la otra en un equipo de incubación con lámparas especializadas.

Anuncios
Anuncios

Al parecer algún personal médico realizó el cambio durante este procedimiento y luego entregó las criaturas a sus falsos padres, a pesar de que en es momento estos reclamaron por la evidente disparidad al percibir diferencias en el color del pelo de estas. Sin embargo los bebes fueron a las casas que no le correspondían, debido al arbitrario canje.

Décadas después, y ante la eminente diferencia física con su hija, uno de los padres decidió hacerse un examen de paternidad , para descubrir que ciertamente la pequeña que había criado no se correspondía con él genéticamente. Luego la madre correspondiente también se enfrentó a una prueba de ADN, para comprobar igualmente que aquella no era su hija realmente.

Al conocer del intercambio diez años atrás, ninguno de los padres tuvo la intención de revelar nada.

Anuncios

Sin embargo un tribunal ordenó a la instalación hospitalaria implicada pagar una suma de 400 mil euros por niño intercambiado, además de 300 mil euros a los padres afectados y 60 mil euros a los dos hermanos y una hermana.

Atualmente el canje erróneo de bebés en las clínicas no es muy común desde que hace algunos años se adoptara la medida de que cada niño recién nacido portara un brazalete con sus datos personales. Sin embargo en ocasiones salen a la luz casos como este en los que se pone de manifiesto la irresponsabilidad profesional, que puede cambiar la vida de muchas personas.