La percepción por parte de muchos jóvenes varones universitarios que se declaran heterosexuales, sobre lo que supone forzar a una mujer a mantener relaciones sexuales es errónea. Así lo confirma uno de los últimos estudios en relación a la #Violencia de género realizado en Estados Unidos, en el que 86 varones jóvenes universitarios respondieron a un cuestionario sobre su vida sexual y a cómo actuarían en determinados supuestos.

En este estudio, publicado bajo el nombre 'Denying Rape but Endorsing Forceful Intercourse: Exploring Differences Among Responders' se requirió a los jóvenes que se autoevaluaran, poniéndose en situaciones descritas por los autores de este estudio.

Anuncios
Anuncios

Una de las principales consecuencias extraídas de las pruebas a las que fueron sometidas estos jóvenes varones universitarios es que estos no tienen la misma percepción de lo que supone una violación.

Así pues, por ejemplo, si una mujer respondía de manera negativa a una insinuación masculina, podría ser interpretada no como la negación a su deseo, sino como una respuesta estereotipada conforme a las normas de género presentes en la sociedad. En este supuesto, el 31,6% de los jóvenes interpelados en el estudio aseguran que no considerarían una violación si después de un coqueteo previo, ella responde, como tradicionalmente se espera, que no, y finalmente se acaba consumando el acto.

En el caso de las mujeres, este estudio realizado en la Universidad de Dakota del Norte, y bajo la supervisión de la profesora y psicóloga Sarah R. Edwards, desvela también que en muchos casos, muchas universitarias que han tenido experiencias sexuales tras verse forzadas tampoco consideran este acto como violación, siendo únicamente el 10% de éstas las que lo calificarían como tal.

Anuncios

Los autores de este estudio aseguran que sería muy importante que muchos de los jóvenes universitarios acudieran a cursos en los que se les informara correctamente sobre cuáles deben ser las conductas sexuales aceptables y en qué consiste realmente el delito de acoso sexual.