En Lucena, Córdoba, ha sido detenido un matrimonio por la supuesta violación de su hija de tan solo seis años. El padre acusado como agresor sexual en los hechos, y la madre, como la encubridora.

Al parecer, los hechos que ocurrieron el día diez de enero se han descubierto ahora, durante una visita realizada por la menor acompañada de su madre a un centro sanitario, con una hemorragia en la zona vaginal. Por la gravedad de las heridas, los médicos, decidieron dejarla ingresada y después trasladada al Hospital Reina Sofía de Córdoba, donde la dejaron interna en la UCI. Allí, la están atendiendo de las graves heridas y donde también se le está dando tratamiento psicológico. Aquí fue cuando empezaron a sospechar un posible abuso sexual de la menor. 

Hoy miércoles, ambos progenitores, han sido puestos a disposición judicial. Las heridas de la niña demostraban a los sanitarios que no habían sido hechas fortuitamente por una caída como decían los padres, cuando iba en bicicleta, versión que en un principio la policía creyó y que más tarde se demostró la falsedad de esos hechos narrados. El padre, un hombre de 39 años de edad, fué arrestado ayer en la Costa del Sol, y ya constaba en sus antecedentes una condena por delitos similares, de la que solo ha cumplido la mitad del tiempo al que se le marcó entonces, de 24 años.  La madre, que también ha pasado a dependencias policiales, está siendo investigada, como presunta encubridora, aunque hasta el momento, no se pueden afirmar dichos hechos y menos ante la gravedad de estos. 

La menor y sus hermanos, han pasado a la custodia de la Junta de Andalucía. Cinco #Niños en total, eran los habidos dentro del techo familiar. Ahora solo cabe esperar conocer, si la madre, sabedora del suceso, calló, o simplemente lo desconocía.

Desgarradora noticia, de la que no es gusto de nadie, tener que dar cuenta. Lo bueno de todo esto, es que la pequeña, se recupera de las heridas satisfactoriamente y con la ayuda que está recibiendo por parte de un psicólogo.