La policía madrileña se ha visto obligada a cerrar las instalaciones durante más de una hora después de que un hombre fuera detenido por portar explosivos consigo además de lanzar una amenaza de suicidio la cual llevaría a cabo en la conocida estación de Atocha en Madrid. Tras ser arrestado una unidad de la policía aseguraba que el hombre no portaba los explosivos con él, tan solo pretendía llamar la atención de los demás pasajeros y de los cuerpos de seguridad. Los servicios de transporte madrileños se han visto gravemente perjudicados por este aviso de bomba pero gracias a la rápida acción de la policía han podido ser restablecidos a la mayor brevedad posible.

Anuncios
Anuncios

El presunto suicida de nombre Jamal es de origen magrebí pero ya había conseguido la nacionalidad española. Los ficheros han afirmado no estar relacionado con ningún grupo radical islamista pero tenía graves trastornos psiquiátricos. El tren en el que viajaba partió de Torrejón de Ardoz pero al conocerse la noticia lo hicieron parar a 500 metros de la entrada a Atocha, aproximadamente donde se encuentra la calle Tellez, curiosamente años atrás en la misma zona estallaba uno de los cercanías del atentado del 11-M.

Varios testigos aseguraban que el hombre portaba una mochila la cual dejó caer dentro del vagón junto a decenas de personas, más tarde comenzó a gritar en un estado de locura alertando a todo el personal sobre sus intenciones de hacer estallar el tren, fue el mismo el que también hizo parar el tren en ese mismo lugar activando el sistema de emergencia del cual disponen todos los trenes actualmente.

Anuncios

Una vez parado el tren los usuarios abandonaban rápidamente todos los vagones y el presunto terrorista hacía lo mismo intentando huir de los cuerpos de seguridad, tras correr varias calles conseguían detenerlo cerca del lugar de los hechos.

Finalmente todo ha quedado en un susto ya que los Tedax han analizado exhaustivamente la bolsa y tan solo han encontrado una botella de agua, para más seguridad han querido asegurarse de que el líquido que contenía no era ninguna sustancia explosiva y así ha sido. Para una mayor seguridad de los pasajeros los demás trenes también han quedado inhabilitados durante el tiempo de actuación de la policía madrileña, otras líneas de autobuses también han tenido que posponer sus paradas en la estación y zonas cercanas al lugar de los hechos. #Terrorismo