La gran marea roja que hoy ha inundado Madrid ha conseguido llegar a Moncloa sin incidencias, aunque, se denuncia el gran despliegue policial que ha escoltado la denominada "Marcha a Moncloa". Probablemente no sabremos cuánto dinero público se ha gastado el gobierno en la "escolta" que ha acompañado la protesta durante todo el recorrido, pero seguramente con ese presupuesto se habrían podido hacer otras muchas cosas más necesarias.

Cuando la cabecera ha llegado a su destino, Moncloa, el presidente, #Mariano Rajoy no estaba. Qué sorpresa, ¿Mariano esperando para escuchar a sus ciudadanos? Nadie esperaba algo así, claro está.

Anuncios
Anuncios

Luego tal vez se sorprendan, los señores del Partido Popular, de los resultados de las encuestas, que suelen mostrarnos a un presidente poco valorado, dada su tendencia a esconder la cabeza como una buena avestruz, entre otros atributos. Los portavoces de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, han hecho entrega, en Moncloa, de un documento que contiene las peticiones de dicha Plataforma, y que ha sido recogido, finalmente, por dos "mandamases" del gabinete de Rajoy.

¿Dónde estaba Mariano entonces? Pues nada más y nada menos que en un Parador Turístico en la ciudad de Toledo. Allí se ha reunido esta mañana Don Mariano con un Comité de Dirección de su partido. Desde allí, a varias decenas de kilómetros, y seguramente tras una buena degustación de las delicias castellano-manchegas, ha declarado que "ningún paciente de Hepatitis C se quedará sin su medicación", aunque también podría haber bailado una jota, pues el efecto habría sido el mismo, con la salvedad de que, tal vez, nos habríamos reído un rato.

Anuncios

Este es el cuento de "Pedro y el Lobo", después de tanta mentira, ya nadie se cree absolutamente nada.

El mismo día en el que Madrid y otras ciudades españolas se movilizan contra la precariedad de la sanidad, Rajoy decide decir aquello que mucha gente lleva pidiendo meses e incluso años. Ha asegurado, acentuando la expresión "se lo garantizo", que "ningún español se quedará sin su medicación, siempre y cuando un médico se la prescriba".

La "Plataforma de Afectados" asegura que el problema no son los médicos pues estos recetan el medicamento, lo que pasa es que no está cubierto por la Seguridad Social y que no se encuentra en las farmacias. El portavoz de la Plataforma, Mario Cortés, ha declarado que no se creen ni una palabra, (y no me extraña), ha instado a Rajoy a "dejarse de demagogias y de comprometerse con algo que no cumplirá". Cortés ha asegurado, asimismo, que el tiempo pone todo en su lugar, pues "hay pacientes en España que tienen recetas prescritas y que aún no han recibido el medicamento".

Anuncios

Ha advertido también que "continuarán la lucha y que no pondrán fin al encierro en el 12 de octubre hasta que no se les ofrezca una solución". Mariano, hoy miles de personas han gritado esto en el país que gobiernas -aunque no estabas, para variar, pero por más que te escondas, no se cansarán-: "¡Por una sanidad pública y de calidad!".