El rinoceronte blanco vive en la sabana africana, son de color gris. Su nombre es fruto de una equivocación: cuenta la leyenda que en el siglo XVII los primeros colonos holandeses al llegar a Sudáfrica le llamaron wijde, que significa ancho y se refiriere a su labio recto y ancho. En 1806 los británicos se establecen en Ciudad de El Cabo y creyeron que le decían white ("blanco"). De ahí su nombre actual.

Este rinoceronte tiene un labio ancho y recto ya que se alimenta de hierbas que recoge del suelo. El cuerno es una dureza en la zona de la nariz y está formada por queratina. Si el cuerno se rompe durante una pelea puede llegar a regenerarse.

Anuncios
Anuncios

Los rinocerontes mueren a manos de cazadores furtivos para conseguir sus cuernos.

Angalifu, 44 años, murió de viejo en diciembre en San Diego Zoo Safari Park, California (EEUU). "Con la muerte de Angalifu, sólo quedan cinco rinocerontes blancos del norte en el planeta, incluyendo a Nola, nuestra hembra de edad avanzada", comunicó los responsables del zoo. Con esta defunción deja a su especie al borde de la extinción.

La tasa de natalidad del rinoceronte blanco es muy baja debido a que, tras un periodo de gestación de año y medio nace una sola cría. La cual la hembra amamanta durante al menos dos años más, periodo tras el cual puede volver a ser apareada.

Tanto los responsable del zoo de San Diego como los de zoológico Dvur Kralove (República Checa) donde el pasado mes de octubre falleció un macho de 34 años, aseguran que seguirán haciendo todo lo posible para trabajar con los #Animales que quedan con la esperanza de que "consigan que un día nazca un cachorro blanco"

Además de estas dificultades naturales para su reproducción, el ser humano ha sido decisivo a la hora de ponerlo al borde de la extinción ya que en los últimos años han muerto miles de rinocerontes debido a las cualidades curativas y sexuales que se le atribuyen a las pócimas hechas con cuerno de dicho animal.

Anuncios

"La especie se sitúa en el borde de la extinción completa, un lamentable testimonio de la codicia de la raza humana".

Con el fallecimiento de Angalifu sólo quedan 5 ejemplares de su especie en todo el mundo: Nola en el Safari Park de San Diego, un macho en un zoo de la República Checa y otros tres en una reserva en Kenia.