Hoy a las diez de la mañana ha arrancado la "Marcha a Moncloa", una convocatoria organizada por la "Plataforma de Afectados por la Hepatitis C", tras casi un mes de encierro en el Hospital Doce de Octubre de Madrid. Este colectivo exige al gobierno la accesibilidad del fármaco para la Hepatitis C, el costoso Sovaldi, que a día de hoy no llega a la mayoría de los enfermos. Asimismo, este grupo tiene como objetivo llevar este asunto a los tribunales, acusando a la antigua ministra de sanidad, Ana Mato, de ser responsable de todas las muertes de aquellos enfermos que durante los últimos años no han podido tener acceso al fármaco.

Han empezado la marcha unas cuatrocientas personas desde el barrio madrileño de Legazpi.

Anuncios
Anuncios

A la cabeza, Mario Cortés, portavoz de la "Plataforma de Afectados", que manifestaba sus deseos de llegar a Moncloa, "para enseñarle al presidente del gobierno cuántos son". A medida que la concentración avanzaba, se le han ido uniendo muchos simpatizantes y ya se cuentan por miles los que marchan hacia Moncloa, inundando las calles de Madrid. En Cibeles se ha unido a la marea "La Solfónica" y la caminata ha continuado a ritmo de violines; minutos más tarde, tres poetisas que han leído sus manifiestos ante la emocionada multitud. La Marcha sigue imparable hacia Moncloa al grito de "¡asesinos, asesinos!".

La Marcha se ha detenido en varias ocasiones para dar paso a algunas personalidades que han tenido palabras para los afectados y para el gobierno. Entre ellos se encuentra Cayo Lara, de Izquierda Unida; Rosa Díez, de UPyD; Rafa Mayoral, e Iñigo Errejón, de Podemos; representantes del PSOE, como Tomás Gómez o Miguel Carmona; Inés Sabanés, de Equo; entre otros.

Anuncios

Destaca la presencia de los trabajadores de Coca Cola que van pisando fuerte. Algunos manifestantes han calificado a ciertos políticos presentes de aprovechar la situación para ganar votos y han unido sus voces para gritar su opinión al respecto.

Desde las redes sociales muchas personas informan en directo sobre los acontecimientos que están teniendo lugar. Alrededor de las 12 de la mañana, se escucha ya la cifra de 15.000 personas que invaden la Gran Vía de Madrid y, a la que sigue sumándose gente sin parar. Otros advierten de la fuerte presencia policial, pero no les callarán, están en juego las vidas de muchos enfermos. A veinte minutos de las 13:00 la cabeza de la Marcha se encontraba ya en Plaza de España, aunque el final aún no había pasado de Callao.

La marea, que pide a gritos una sanidad pública y la solución a la situación de los enfermos de Hepatitis C, avanza imparable hacia Moncloa. Ahora queda por ver cuál será la respuesta del gobierno, (si es que hay alguna respuesta), pues los ciudadanos estamos demasiado acostumbrados a que este tipo de actos no tengan ningún efecto en nuestros gobernantes.

Anuncios

Probablemente, la respuesta del Partido Popular sea que, el resto de la población que no ha acudido a la #Manifestación, esté a favor de las políticas del gobierno. Por mi parte, todo mi apoyo a esta Marcha: "por una sanidad pública para todos".