Tres individuos, que estaban siendo investigados en relación con un tiroteo acaecido hace unos días en Zaragoza, fueron sorprendidos hoy miércoles en un control de policía. Los ocupantes del vehículo realizaron una maniobra para esquivar el control, lo que despertó las sospechas de los agentes. Interceptaron y ¿Qué sorpresa se hallaron? Unos bocadillos de chorizo muy completos, pues en su interior se encontraron 150 gramos de cocaína. Estos completos bocadillos se encontraban en el interior de una nevera portátil que estaba en el vehículo. Tras esto, incautaron también 420 gramos de marihuana, dinero, una pistola y útiles para trabajar la droga, en los registros domiciliarios de los individuos en cuestión.

Los narcotraficantes, interceptados en Zaragoza, se disponían a trasladar la droga a Francia. La policía ya los tenía en el punto de mira, por el suceso acaecido en septiembre, en el que un narcotraficante, fue tiroteado en la capital maña y las investigaciones condujeron a la detención del agresor en Sevilla. Ya entonces la incautación de #Drogas fue importante, y estos tres individuos, al parecer. podrían pertenecer al mismo clan de narcotraficantes.

La cocaína recuperada en este último caso, estaba protegida por bolsas de plástico y en bloques dentro de sendos bocadillos de chorizo, que al estar bien envueltos en papel de plata y depositados en el interior de la nevera portátil, protegían el material en cuestión. Los agentes de la policía confirman que deben seguir con las investigaciones para la identificación del resto de componentes del grupo, que se estima es una organización criminal y, como tal, deben conocer e investigar su modus operandi. Desde luego hay que destacar la ardua tarea de los agentes de policía, para erradicar todo este trasiego que asola nuestras calles a diario, y que cada vez, las personas involucradas se ingenian maneras más extrañas de conseguir sus objetivos. Esta vez fueron bocadillos, pero se ha encontrado en forros de ropas, o en mulas humanas. ¡Debemos parar esta lacra!