Ayer viernes, y como todos los días, los agentes de policía nacional, que velan por la seguridad de los pasajeros del metro en Madrid, estaban haciendo su turno en la parada Embajadores, cuando un viandante, de nombre Ali Raba Yode, empezó a increparles, insultándolos. La víctima, Francisco Javier Ortega, de 28 años de edad, se acercó y le pidió que se identificara, a lo que el agresor se negó poniéndose muy nervioso. El convoy llegaba en ese momento a la parada, hecho que aprovechó Raba Yode para empujar al policía nacional y arrojarlo a la vía del tren. El resultado fue fulminante: muerte inmediata del agente.

El presunto asesino de Ortega también cayó a las vías del tren tras forcejear con el mismo.

Anuncios
Anuncios

Sufrió un traumatismo y fue ingresado al hospital madrileño Doce de octubre, con pronóstico reservado, pero en estado muy grave.

Tras investigaciones posteriores, se sabe que el atacante es natural de Costa de Marfil. Tiene 28 años, registra antecedentes policiales por robo con violencia y entró de manera irregular en nuestro país. Era un conocido habitual de la policía que ya lo tenía "fichado" y poseía además, en su registro, diferentes identidades.

El compañero del policía fallecido manifestó que no pudo hacer nada, ya que todo transcurrió demasiado rápido y no tuvo tiempo de reaccionar. Por su parte, la Delegada del gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, envió vía Twitter sus condolencias por el fallecimiento a su familia, a la vez que afirmó que había muerto en acto de servicio, para proteger y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos.

Anuncios

Este atroz asesinato se perpetró al mediodía; a las 3 de la tarde se restablecieron las vías del tren y todo comenzó a funcionar con normalidad. La noticia inmediatamente saltó a los medios de comunicación, relatando detalles de lo ocurrido. Incluso, se ha publicado un vídeo del hecho que recogió un particular a través de su móvil, dejando pruebas suficientes de la veracidad de los hechos relatados anteriormente.

Lo cierto y verdad es que ha fallecido un policía nacional en acto de servicio. Todos sus compañeros y las instituciones han reconocido su labor y han agradecido a sus familiares que haya entregado su vida para proteger la de los demás.