Los meteoritos son meteoroides que alcanzan la superficie de un planeta debido a que no se desintegran en su totalidad en la zona de la atmósfera. Esta palabra, meteorito, proviene del griego, que significa "fenómeno en el cielo". A la fecha de 2006, se registraron mas de 1060 caídas en diversos puntos del mundo , así como 31.000 hallazgos de meteoritos documentados.

Lo más normal es que al meteorito se le llame por la zona en la que ha caído, así pues se le puede añadir un número detrás para tener mas claro su denominación. Entre todos los meteoritos, distinguimos 3 tipos, meteorito pedregoso de rocas, meteorito metálico, compuesto por hierro y níquel, y meteorito pedregoso-metálico, que contiene mucho material metálico y rocoso.

Anuncios
Anuncios

Una media de 100 meteoritos al año son los que atraviesan la atmósfera de la Tierra, llegando a causar daño a inmuebles, ganado animal e incluso gente. Así pues, los grandes meteoroides podrían chocar con la Tierra y estos si causarle daño. El agujero que hagan en el suelo dependerá del tamaño, composición, grado de fragmentación y del ángulo entrante. La fuerza de la colisión podría causar una destrucción extensa. El meteorito metálico, es de los más comunes en causar destrozos, al ser mas resistentes, llegan a impactar el la Tierra. Los humanos estamos constantemente en peligro de que nos empieza un día cualquiera a llover piedras, y no pequeñas, ya que ocupan campos de fútbol enteros. La pregunta es, cómo de grande debería ser el meteorito para acabar con la vida humana ?

Acabar con el ser humano es mas difícil de lo que parece, ya que al estar tan extendidos por los continentes, el meteorito tendría que ser muy grande para acabar incluso con la Tierra.

Anuncios

Las mejores zonas para habitar una vez pasado el desastre natural serían los océanos, ya que hay vida en el mar.

Bueno, el tamaño del meteorito para poder acabar con la raza humana debería de ser de 95 kilómetros de diámetro, así acabaría con todo rastro de humano, dejando paso a otro Big Bang y volviendo a hacer un nuevo ciclo de vida terrestre.