Al parecer este tampoco será el año de Carlos Sainz, el piloto de Peugeot tendrá que abandonar la competición tras el accidente sufrido en la quinta etapa del Dakar, esta etapa tenía lugar entre Copiapó y Antofagasta (en Chile).

Llegando ya casi al final de la etapa se conocía la triste noticia, Carlos Sainz y su copiloto Lucas Cruz tenían un accidente provocado por una cortina de polvo levantada por los otros dieciséis competidores que iban por delante, la casi nula visibilidad hacia que el piloto español acabase colisionando contra una roca, esta hizo volcar de inmediato el vehículo, la buena noticia que se ha confirmado gracias a la firma francesa, Peugeot, es que ambos han salido ilesos del impacto.

Anuncios
Anuncios

El madrileño ya es considerado todo un veterano en esta competición y el pasado 2010 consiguió alzarse con el título de campeón en la categoría de #Coches. Las posibilidades de quedar en el podio ya se habían desvaneció en la cuarta etapa cuando les surgía un problema en el turbo, esto hizo que el piloto tuviese que estar parado una gran cantidad de tiempo la cual aprovecharon sus rivales para posicionarse por encima de él en la general, esto minó bastante la moral del equipo, pese a ello esperaban poder acabar todas las etapas y seguir mejorando sus marcas.

Por otra parte, Vladimir Vasilyev se alzaba con el triunfo de la etapa y Al-Attiyah aumentaba su ventaja en la clasificación general, el otro piloto español, Nani Roma quedó séptimo en una jornada marcada por un número muy elevado de percances.

Anuncios

Una vez más calmado, Sainz ha hecho declaraciones sobre el accidente, en estas podíamos ver un piloto realmente destrozado por la situación, pese a ello supo mantener muy bien la compostura y explicar con todo detalle lo ocurrido. Carlos Sainz explicaba: "Ha sido el típico choque del que te vas librando cuando estas en un terreno tan pedregoso, delante nuestra circulaba un quad, el cual levantaba una gran cantidad de polvo, al intentar acercarse encontramos una piedra mucho más grande que en anteriores ocasiones y esta nos hizo dar cuatro o cinco vueltas de campana. Por suerte, tanto Lucas como yo estamos bien y tan solo presentamos algunos golpes".